Connect with us

De Todo Un Poco

Dudas sobre tolerancia a aficionados LGBT en Rusia

La comunidad de lesbianas, gays bisexuales y transexuales será tolerada en Rusia durante la Copa del Mundo. Pero a mediados de julio, una vez que el torneo concluya y que la atención deje de concentrarse en el país, la discriminación generalizada seguirá siendo la norma.

Como jefe de la Federación Deportiva LGBT, Alexander Agapov dice que no puede promover competiciones sin contratar personal de seguridad. Afirma que él mismo ha sufrido agresiones en el transporte público, pero pronostica que los extranjeros que lleguen durante el Mundial no percibirán un solo problema de discriminación.

“En el estadio y sus alrededores, creo que será bastante seguro” desplegar símbolos del activismo gay, como la bandera del arco iris, comentó Agapov en declaraciones a The Associated Press.

Esa tolerancia hará eco a la postura sugerida por el comité organizador de la Copa del Mundo, operado por el gobierno.

“Todos los visitantes a Rusia 2018, sin importar su raza, género, religión, capacidades u orientación sexual, pueden esperar una cálida bienvenida”, comentó Agapov en un comunicado. “Las personas no serán sancionadas por expresar sus sentimientos. Se permitirá la exhibición de banderas del arco iris en el graderío o en las celebraciones públicas”.

Generalmente, las autoridades rusas prohíben dichas banderas, al considerarlas “propaganda gay”. Bajo las leyes de Rusia, cualquiera que muestre la bandera del arco iris en un lugar público donde haya niños _incluido un estadio_ puede ser multado.

Jonny Dzhibladze, de la organización “Coming Out” en San Petersburgo, sugirió que los fanáticos extranjeros de la comunidad LGBT recibirán mejor trato que los nacionales.

Durante el torneo, “si hay algún tipo de ataque o abuso, entonces quizá las autoridades comiencen incluso a investigarlo o a condenarlo públicamente, como una situación ejemplar”, indicó.

“Pero conociendo los medios rusos y la retórica homofóbica que emplean, esto probablemente tomará la siguiente argumentación: ‘estas personas locas del arco iris han llegado de Europa. Olvidémonos de ellas y soportémoslas mientras estén aquí, son nuestros huéspedes. Pero en cuanto se vayan, volvamos a nuestros valores tradicionales rusos’”.

Una ley de 2013 prohíbe la “propaganda” homosexual dirigida a menores de 18 años. En la práctica, la medida se ha utilizado para acallar el debate en cualquier contexto público o para impedir protestas en las que algún menor de edad pudiera ver u oír algo.

Los grupos rusos antigays han recurrido a las redes sociales para denunciar a profesores LGBT, en busca de que sean destituidos. Algunos delincuentes, según Dzhibladze, emplean aplicaciones informáticas de citas para gays a fin de encontrar personas a las cuales robarles sus pertenencias, suponiendo que las víctimas no denunciarán, ante la desconfianza que tienen por la policía.

La ley representa una carga financiera para la federación deportiva de Agapov. Una competición de fútbol suele requerir sólo de un par de canchas en un complejo deportivo, explica. Sin embargo, la organización debe contratar un tercer campo, sólo para impedir que éste sea alquilado para algún partido infantil.

Si ese partido ocurriera y lo niños miraran el cotejo de la organización LGBT, se infringiría la ley.

Vitaly Milonov, legislador clave en la aprobación de la iniciativa contra la “propaganda gay”, ha exigido una postura más severa contra los aficionados que concurran al Mundial.

Ha comparado a los gays con chimpancés, y ha recalcado que el Mundial no es lugar para “sodomitas” que agiten la bandera del arco iris.

“Quiero recordarles que, sin importar cuánto traten de cabildear, su repugnante forma de vida es condenada en todo el mundo”, dijo Milonov en declaraciones a la AP. “Ellos no tienen el derecho de hacer propaganda con sus asquerosidades”.

El año pasado, surgieron reportes desde la región meridional de Chechenia, predominantemente musulmana, acerca de que algunos hombres fueron torturados y ejecutados, por la sospecha de que eran gays. La selección de Egipto se concentrará en Chechenia durante la Copa del Mundo.

Decenas de personas relataron casos de tortura en prisiones secretas supervisadas por los aliados del líder checheno Ramzan Kadyrov, quien ha negado que haya gays en Chechenia.

Una investigación del gobierno ruso concluyó que no había evidencias de torturas ni muertes.

El Mundial de Rusia constituye una prueba para la imagen de la FIFA, de cara al certamen de 2022 en Catar y a uno posible en Marruecos cuatro años después. En estos últimos dos países están penalizadas las relaciones homosexuales.

La FIFA afirma que tiene una postura de “tolerancia cero hacia la discriminación”, y ha discutido con Rusia el tema de los derechos de los gays.

“Estamos absolutamente al tanto de las preocupaciones sobre discriminación, y siempre los hemos abordado en estrecha colaboración con (el comité organizador), la Unión Rusa de Fútbol y las autoridades rusas”, indicó Federico Addiechi, jefe de la FIFA para sustentabilidad y diversidad, en un correo electrónico enviado a la AP. AP

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco