Última bala en la recámara de la Argentina de Messi
Connect with us

De Todo Un Poco

Última bala en la recámara de la Argentina de Messi

A la generación de Argentina que comanda Lionel Messi le queda una última bala. Si acierta el tiro en Rusia-2018 dirá adiós con aplauso, medalla y beso. Si falla otra vez, se irá sin pena ni gloria.

En el Mundial de Brasil-2014 perdió la final con Alemania 1-0. Millones de hinchas de la albiceleste no están dispuestos a celebrar un nuevo subcampeonato. Es un hecho, le guste o no al buen espíritu deportivo. ¿Es tiránico? Si, pero no hay vuelta que darle.

Javier Mascherano, veterano guerrero, lo dijo sin medias tintas: “Es la última chance. Soy un soldado que va directo a morir porque está en la última batalla”.

Suena dramático. No parece ser la mejor manera de encarar la aventura rusa. El equipo no pudo nunca enamorar a su gente. Entró a la Copa por la ventana y sobre la hora y por ahora nadie sabe decir a qué juega.

El sambenito que arrastra la Generación Messi es que fue goleada en cuartos de final por Alemania 4-0 en Sudáfrica-2010. Y para colmo perdió dos finales sucesivas de Copa América con Chile a penales, en 2015 y 2016.

Todas las miradas apuntan a ‘La Pulga’. “Tengo al mejor de la historia”, dijo el DT, Jorge Sampaoli. Pero el delantero hizo un regate de los suyos, esta vez fuera de la cancha: “Hacer un buen Mundial es estar entre los cuatro mejores”, sorprendió.

– Selección bipolar –
“La veo bipolar. Argentina tiene una selección extraordinaria de mitad de cancha hacia arriba. De las mejores del mundo. Y una floja selección de la mitad para abajo”, opinó el futbolero escritor mexicano Juan Villoro.

Con Mario ‘Matador’ Kempes en estado de gracia, la albiceleste ganó el título en Argentina-1978. Con Diego Maradona en su apogeo, el de México-1986 y fue subcampeón en Italia-1990.

“Hay una apuesta de Sampaoli en torno a Messi. Pero también necesita un proyecto”, reflexionó César Menotti, el DT campeón en 1978.

¿Cuál es la ideología de juego del excéntrico Sampaoli?. La sintetizó así: “Tengo muchos jugadores polifuncionales. Y miran más al arco rival que el propio”.

– ¿Dos en defensa? –
“El zurdo” dejó mudos a más de uno cuando dijo que Argentina se parará 2-3-3-2. ¿Sólo dos defensores netos? ¿Jugará igual contra Islandia que ante Croacia o Nigeria en el Grupo D?

Echar una ojeada rápida al equipo muestra agujeros. Se perdió por lesión el arquero titular de dos mundiales: Sergio Romero. Es un acertijo saber cuál será el guardametas. Los tres tienen muy poco arco en la Selección: Franco Armani, Wilfredo Caballero y Nahuel Guzmán.

La única apuesta firme en la defensa es Nicolás Otamendi. Gabriel Mercado aún no está en su plenitud. Nicolás Tagliafico y Federico Fazio serían debutantes en Mundiales.

En el medio, Mascherano juega sus últimos cartuchos en China. Lucas Biglia viene de una fractura lumbar. Éver Banega no es volante de marca ¿Quién recupera la pelota? Manuel Lanzini, sin rodaje de Selección, es la gran apuesta personal del DT, sin rodaje en la Selección.

Ángel Di María es irregular. El supergoleador Sergio ‘Kun’ Agüero se recupera de una operación. El tremendo artillero Gonzalo Higuaín es un caso de diván. Se perdió con la albiceleste goles de todos los colores en finales.

¿Entonces Messi deberá ser un mesías, un salvador? El DT campeón en México-86, Carlos Bilardo, dijo que “hay que meterle presión a Messi…Ya son grandes… ¿hasta cuándo van a esperar?”

El exjugador y escritor Jorge Valdano no lo vio así: “A Messi se le están pidiendo cosas que hay que pedirle a un equipo y no a un solo hombre”. Argentina, cuando falta tan poco, no lo tiene. Y Rusia es el tiro del final para una generación.AFP

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco

error: Contenido tiene derechos de autor - Diario Deportivo Más !!