Connect with us

Mundial Rusia 2018

Mundial hace estrellas publicitarias a las madres de la selección peruana

El Mundial de Rusia 2018, al que Perú se clasificó tras 36 años sin jugar uno, ha convertido en inusuales estrellas publicitarias a las madres de los jugadores de la selección peruana, quienes les han robado el protagonismo a sus hijos para ser la imagen de supermercados y compañías telefónicas.

Ya sea en enormes paneles publicitarios, carteles, folletos, televisión o redes sociales, las orgullosas mamás de Paolo Guerrero, Jefferson Farfán, Christian Cueva, Renato Tapia, Miguel Araujo, Aldo Corzo, Christian Ramos y Pedro Gallese son parte de la fiebre mundialista que vive Perú desde hace meses.

Con motivo del día de la madre, que en Perú se celebra el segundo domingo de mayo, Tottus y Plaza Vea, dos cadenas de supermercados, compitieron por fichar para sus campañas publicitarias a las madres de siete célebres jugadores del equipo dirigido por el argentino Ricardo Gareca.

El primero fichó para su campaña a cuatro mamás, incluida Petronila Gonzáles, la más mediática de todas las progenitoras de la selección por ser casi tan famosa como su hijo, Paolo Guerrero, capitán y máximo goleador histórico de Perú, al que no podrá ver en el Mundial por estar suspendido por un caso de dopaje involuntario.

A Petronila, popularmente conocida como ‘Doña Peta’, la acompañan Maqui Bravo, Nancy Cortijo y Marilú Blanco, las mamás de Cueva, Tapia y Araujo, respectivamente, todas ellas reunidas bajo el eslogan “mamá sabe elegir, mamá sabe de selección”.

“Ellas son mamás representativas en el Perú. Todos conocemos a Doña Peta. Es una mamá increíble”, afirmó al portal especializado en publicidad Mercado Negro la gerente de mercadotecnia de Tottus, Alexandra Bottger.

“Las mamás son importantes porque han criado a estos chicos y son mujeres reales con las que uno puede identificarse y darse cuenta que podemos llevar ese ejemplo que brindan a nuestras casas”, agregó.

En contraposición, Plaza Vea presentó como su fichaje más sonado a Charo Guadalupe, la madre de Jefferson Farfán, quien es íntimo amigo de Guerrero dentro del vestuario de la Blanquirroja y al que se encargará de reemplazar en el Mundial.

Junto a Charo aparecen María Garagay, madre del defensa Christian Ramos, y Roxana Chávez, mamá del lateral derecho Aldo Corzo, reunidas por el lema “entrenadoras de la vida”.

De estas siete madres, la única que aparece en anuncios de dos compañías distintas es la de Cueva, Maqui Bravo, quien fue igualmente contratada por la compañía de telecomunicaciones chilena Entel.

En este caso, la mamá del mediapunta del Sao Paulo brasileño sale en compañía de Tatiana Quiroz, madre de Gallese, portero del mexicano Veracruz.

Las dos mujeres compiten en el simpático comercial por ser “la mamá más ‘power'” en un entrenamiento donde ensayan todas las tácticas para seguir lo que hagan sus hijos en la Copa del Mundo a través del teléfono, desde vigilarlos en redes sociales hasta hablar con ellos por vídeollamada y subir los vídeos de sus goles.

Como ocurre con estas “mamás anuncio”, sus hijos también han sido fichados para anunciar bancos y electrodomésticos, entre otros productos, en el anhelo de las marcas peruanas por exprimir al máximo la euforia nacional que perdura en el país desde la histórica clasificación de la selección para el Mundial.

Deja tu comentario

Recomendamos - Mundial Rusia 2018