Connect with us

De Todo Un Poco

Empate intrascendente en La Cerámica con la final de Kiev de fondo

Real Madrid cerró la Liga con un empate intrascendente (2-2) ante el Villarreal en La Cerámica en un duelo que el equipo de Zinedine Zidane encaró más como preparación y pensando más en la final de la Liga de Campeones ante un rival que fue de menos a más.

Además, el Madrid, que al revés que su rival brilló en la primera parte y bajó su rendimiento en la segunda, se encontró con un Villarreal que ya tenía asegurado el quinto puesto de la clasificación antes de empezar el partido, lo que pudo influir en que al equipo local le costase entrar en el partido.

Real Madrid, en el que de salida destacó el debut de Luca Zidane -hijo del técnico- en la portería, salió más metido en el partido, con más llegadas a la meta defendida esta tarde por Andrés Fernández, que vería como, tras intentos de Ramos y Cristiano, el galés Gareth Bale rompía el empate a los once minutos.

Una falta sacada con rapidez por el Madrid derivó en una buena maniobra de Bale en la frontal del área local para batir la portería local con la derecha con un disparo ajustado al poste.

Aunque el Villarreal subió ligeramente su intensidad, no era el equipo que le ha llevado hasta la quinta plaza de la clasificación de esta temporada ni el de otras ocasiones ante la visita del Real Madrid.

Sin que el partido tuviera un juego brillante, era el Real Madrid el que mejor se manejaba en el partido apretando cuando lo necesitaba y muestra de ello fue que a la media hora de juego el debutante Luca Zidane apenas había pasado por aprietos.

Para ratificar estas sensaciones Cristiano Ronaldo hizo el segundo tanto madridista a los 32 minutos de juego tras una jugada Isco, que conectó con Marcelo para que el brasileño centrase a la cabeza del portugués para definir.

Conforme pasaban los minutos, el Madrid mejoraba en su rendimiento en la reta final del este primer tiempo con su juego rápido que le hacía plantarse con facilidad en el área rival y generar continuamente peligro a un rival desconocido por su falta de intensidad.

Villarreal afrontó la segunda parte con más ímpetu y fruto de ello a los tres minutos de reanudarse el choque forzó una falta al borde del área que obligó a Luca Zidane a aparecer por primera vez en el partido con un gran despeje ante el tiro de Sansone.

La mejoría del equipo de Calleja y la ventaja del Madrid en el marcador, hizo que el conjunto de Zidane cediera el mando del partido a los locales, que disfrutaron de ocasiones para recortar distancias en el marcador pero que no aprovecharon.

También pesaba en el bajón de los visitantes la final de la Liga de Campeones que debe afrontar el próximo sábado y, quizá pensando en ella, con media hora por disputarse Zidane retiró a Cristiano y Modric. En las filas locales también se produjo el debut del saudí Salem al Dawsari, llegado en el mercado de invierno.

Villarreal conseguiría su objetivo por medio del colombiano Roger Martínez, que a los seis minutos de ingresar al terreno de juego lograba su primer tanto -el mejor de la noche- con el Villarreal desde su llegada en enero. Batió a Luca Zidane con un gran gol por la escuadra.

El mayor empuje y la mejoría del Villarreal tuvo su premio a cinco minutos del final, con el gol de Samu Castillejo que dejó el marcador en el 2-2 final y que priva al Madrid de cualquier posibilidad de hacerse con la segunda plaza de la clasificación y que será ya para el Atlético.Discua, R. Castillo y J. Estupiñan

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco