Fellaini, en el añadido, frustra al Arsenal centrado en el Atlético
Connect with us

Fútbol Internacional

Fellaini, en el añadido, frustra al Arsenal centrado en el Atlético

Un gol en el tiempo añadido de Marouane Fellaini dio la victoria en Old Trafford al Manchester United y frustró al Arsenal (2-1), centrado en su visita a Madrid el próximo jueves, para la vuelta de la Liga Europa ante el Atlético.

El tanto del belga castigó la distracción del cuadro londinense, plagado de suplentes en un duelo con escasa trascendencia para ambos. Para el United, relegado a afianzar la segunda plaza como único objetivo. Y para el Arsenal, sin opciones de alcanzar uno de los cuatro primeros puestos de la tabla.

Arsene Wenger, homenajeado por el Manchester United en su última visita a Old Trafford como preparador ‘gunner’, no disimuló la trascendencia que para el Arsenal tiene la visita el próximo jueves al feudo del Atlético Madrid.

El técnico francés, que recibió una placa de manos de Sir Alex Ferguson antes del inicio del partido con el United, solo empleó a tres jugadores que el pasado jueves jugó en el Emirates la ida de la semifinal europea: el meta David Ospina, el defensa Héctor Bellerín y el centrocampista Granit Xhaka.

Dejó fuera de la convocatoria a Shkodran Mustafi, Laurent Koscielny, Aaron Ramsey, Jack Wilshere, Mesut Ozil y Alexander Lacazette. Y en el banquillo tuvo a Nacho Monreal y a Danny Welbeck.

De hecho, el once del Arsenal ante el Manchester United fue David Ospina, Héctor Bellerín, Calum Chambers, Konstantinos Mavrop, Sead Kolasinac, Ainsley Maitland-Niles, Granit Xhaka, Henrikh Mkhitaryan, Alex Iwobi, Reiss Nelson y Pierre-Emerick Aubameyang.

A la hora de juego, Welbeck y Monreal sustituyeron al mismo tiempo a Reiss Nelson y Sead Kolasinac. A falta de un cuarto de hora, Joseph Willock ocupó el lugar de Henrikh Mkhitaryan.

El Manchester United se situó en ventaja al cuarto de hora, con el gol del francés Paul Pogba, que aprovechó un rebote dentro del área para batir a Ospina.

Arsenal, no obstante, mantuvo el tipo. Y aprovechó su ocasión y la relajación del cuadro local al inicio de la segunda parte. En el 51, un pase de Granit Xhaka fue bien interpretado por el armenio Henrikh Mkhitaryan, que logró el empate.

El choque, equilibrado y sin excesiva intensidad, se inclinó en el tiempo añadido a favor del conjunto de José Mourinho. Fue en una acción a balón parado. Una falta lateral lanzada por Ashley Young que remató de cabeza Fellaini para dar los tres puntos al Manchester United.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional

error: Contenido tiene derechos de autor - Diario Deportivo Más !!