El dinero en el fútbol europeo se concentra cada vez más en menos manos
Connect with us

De Todo Un Poco

El dinero en el fútbol europeo se concentra cada vez más en menos manos

Cada vez se gasta más, en un mercado de fichajes intenso y con unos pocos privilegiados que son habituales en las rondas finales de la Liga de Campeones: el diagnóstico sobre el fútbol está claro según un estudio de la Comisión Europea, que propone medidas de regulación.

Paul Pogba, Neymar, Philippe Coutinho… Las grandes operaciones de traspaso se han acelerado en las últimas temporadas y el fenómeno de que cada vez el dinero se concentra en menos protagonistas va en aumento.

En el ‘Big 5’ de las mejores ligas europeas (Inglaterra, España, Alemania, Italia, Francia), el gasto en fichajes ha pasado de 2.000 a 4.300 millones de euros entre 2012 y 2016. Y luego dio un salto de un 40%, hasta 5.900 millones de euros en 2017, repasa este estudio, difundido en la web de la Comisión Europea.

La Premier League inglesa domina -1.700 millones de euros en 2017-, pese a que Francia acaparó titulares con los fichajes espectaculares de Neymar y Kylian Mbappé el pasado mes de agosto, que únicamente entre ambos sumaron 400 millones de euros.

La explosión de las cantidades se enmarca también en un contexto de gran aumento de los ingresos de los diferentes campeonatos, principalmente por los derechos de televisión, que han pasado de 4.200 a 8.500 millones de euros entre la campaña 2011-2012 y la 2017-2018.

El estudio, efectuado por los institutos KEA y Ecorys, subraya también un aumento de las inversiones extranjeras, con 44 clubes ahora con capitales determinantes que vienen desde fuera de sus fronteras, de ellos 39 desde 2008. En 2016 se produjeron diez nuevas adquisiciones de clubes por capital extranjero, ocho de ellas por parte de inversores chinos.

– Sospechosos habituales –
En su síntesis, los autores del estudio constatan una “concentración de los recursos en los campeonatos más potentes y en un pequeño número de clubes”, así como “una diferencia creciente entre los mejores clubes de las grandes ligas, pero también entre las diferentes ligas, en lo que se refiere a resultados económicos y deportivos”.

En una tabla se ejemplifica esta tesis: en el periodo 1985-1996, hubo 11 ocasiones en las que llegaron a semifinales de la Copa de Europa/Liga de Campeones clubes de alguna de las ligas fuera de las cinco principales del ‘Viejo Continente’.

Pero entre 2006 y 2017, las semifinales de la Liga de Campeones quedan reservadas para clubes del selecto ‘Big 5’ y hasta en eso hay grandes diferencias: Francia ha colocado únicamente dos clubes en la penúltima ronda del gran torneo en esa década, mientras que entre España e Inglaterra fueron 30.

En ese contexto, las reglas del ‘fair play’ financiero de la UEFA tienen como objetivo “mejorar la estabilidad financiera de los clubes”, pero su efecto no ha sido equilibrar la competitividad.

Respecto a la prohibición de propiedad por parte de terceros (TPO), es decir, la cesión por un club de una parte de los derechos de un jugador a un tercero -persona física o fondo de inversión-, el estudio revela que se puede escapar a esa regla utilizando “clubes fantasma” en la operación.

El estudio propone principalmente regular mejor el mundo de los agentes de los futbolistas, con un techo más estricto sobre las comisiones.

“La actual reglamentación no ha resuelto el potencial conflicto de intereses en el papel de los agentes”, subrayan los autores, que lo resumen así: “más traspasos significan beneficios más altos para los agentes” y menos estabilidad para los futbolistas.

Un aumento de los mecanismos de redistribución previstos por la FIFA (indemnizaciones por formación, contribución de solidaridad…) también es recomendado, igual que normas más firmes sobre la cesión de jugadores.

“Hay abusos recurrentes en el mercado de las cesiones y eso permite a los grandes clubes aumentar su diferencia con los más pequeños en un largo plazo, impidiendo a veces a jóvenes jugadores desarrollar plenamente su talento”, se estima en el estudio.

La última medida propuesta por los autores es una “luxury tax”, una tasa sobre los traspasos más elevados. Una propuesta que figuraba ya en un informe anterior, encargado por la misma Comisión Europea sobre este asunto en 2013. AFP

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco