De Sivori a Cristiano: Real Madrid cumple en los momentos decisivos
Connect with us

Fútbol Internacional

De Sivori a Cristiano: Real Madrid cumple en los momentos decisivos

Real Madrid y Juventus disputarán en cuartos de final de la Liga de Campeones su vigésimo enfrentamiento con una historia cargada de leyendas en la que nombres como los de Sivori, Cristiano, Francisco Buyo, Alfredo Di Stefano o Michel Platini adornan diferentes épocas con mejores estadísticas blancas.

En total, ambos clubes se han visto las caras en seis eliminatorias (dos de cuartos de final, dos de semifinales, una de octavos y otra de la segunda ronda), en dos finales (1998 y 2017) y en cuatro encuentros de la fase de grupos.

Moralmente, el saldo es positivo para el cuadro madridista. Las dos victorias en los partidos por el título que se disputaron en Amsterdam y en Cardiff acabaron con victorias blancas.

Eso, vale su peso en oro. En el resto de enfrentamientos, Juventus ganó cuatro eliminatorias y Real Madrid dos. En fase de grupos, el cuadro italiano superó a los blancos en dos ocasiones con una victoria madridista y un empate.

La historia comenzó en 1962, cuando Real Madrid de Di Stéfano daba sus últimos coletazos. Después de ganar cinco Copas de Europa seguidas, consiguió llegar a la final de aquel año. Perdió con el Benfica, pero por el camino, en cuartos, se deshizo del Juventus en un partido de desempate.

Fue un duelo de estrellas y amigos, entre Di Stefano y Omar Sivori y que ganó el jugador blanco. En el primer enfrentamiento, en Delle Alpi, el Real Madrid ganó 0-1 con un tanto del centrocampista del Real Madrid. En la vuelta, Sivori devolvió el golpe y marcó para igualar el resultado.

En aquella época no había prorrogas ni penaltis, y la eliminatoria se decidió en un choque de desempate que se disputó en París. Rafael Felo adelantó al cuadro que dirigía Miguel Muñoz. Empató Sivori, pero Luis Del Sol y Justo Tejada desnivelaron la balanza definitivamente para los blancos.

Pasaron 24 años para que los dos clubes se enfrentaran de nuevo. En esta ocasión, fue en 1968 y en la segunda ronda de la Copa de Europa.

El protagonista fue, sin duda, Paco Buyo. La eliminatoria, después de un 1-0 con gol de Emilio Butragueño en la ida e idéntico resultado en la vuelta con un tanto de Antonio Cabrini, se decidió en la tanda de penaltis, donde el meta gallego paró dos y fue decisivo.

Después llegó la eliminación del Real Madrid en los cuartos de final de la temporada 1995/96. Aquel equipo en el que brillaban Didier Deschamps, Fabrizio Ravanello y Alessandro Del Piero, fue capaz de remontar el 1-0 del Bernabéu en el que marcó Raúl González. Del Piero y Michele Padovano, acabaron con las ilusiones del club que dirigía Arsenio Iglesias.

Real Madrid se vengó dos años después y a lo grande. El Juventus, favorito en la final de Amsterdam con Zinedine Zidane como estrella más rutilante, perdió 1-0 con la famosa diana de Pedja Mijatovic que dio un título que no conseguían los blancos desde 1997. Fue la famosa séptima Copa de Europa.

No hubo que esperar mucho para ver otro enfrentamiento entre Juventus y Real Madrid. Fueron dos casi seguidos, en 2003 y en 2005. El primero en semifinales, y el segundo en octavos.

Ambos, los ganó el cuadro italiano. En 2003 se llevó la eliminatoria tras perder 2-1 y ganar 3-1 con un penalti fallado por Luis Figo. Y, dos años después, remontó un 1-0 con tantos de David Trezeguet y de Marcelo Zalayeta en el minuto 117 de la prórroga.

Real Madrid aún tendría que sufrir más ante Juventus. En fase de grupos, perdió ante los italianos dos encuentros, ganó uno y empató otro. En ellos, los protagonistas fueron Del Piero, que se exhibió en el Bernabéu (doblete en el 0-2 de 2008 y gol en la victoria por 2-1 de ese mismo año), y Cristiano, que se vengó con dos tantos en 2013 (2-1).

Antes de la final de Cardiff, Real Madrid y Juventus jugaron las semifinales del curso 2014/15. Y, otra vez, el ganador fue el Juventus. En Turín, se llevó la victoria por 2-1 con un gol de penalti de Carlos Tevez y otro de Álvaro Morata.

El gol de cabeza de Cristiano dio esperanzas al equipo que dirigía Carlo Ancelotti, que, sin embargo, no pudo remontar en el Bernabéu pese a marcar pronto, gracias a un penalti transformado por el luso. Morata, a falta de media hora, ejerció de verdugo del club en el que se formó.

La venganza fue terrible en el último capítulo de los enfrentamientos entre Juventus y Real Madrid. Ni más ni menos que en la final de Cardiff del curso pasado.

Y, ahí, el equipo de Zidane no falló. Pasó por encima de su rival con un 1-4 para la historia en el que Cristiano se coronó con un doblete para entrar en la historia junto a nombres como Sivori, Di Stéfano, Buyo o Del Piero. En breve, ambos clubes firmaran otro nuevo capítulo de unos duelos de leyenda.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional