Connect with us

De Todo Un Poco

Preso gerenciador de Rubio Ñu de Luque tras el escándalo sexual

Finalmente, Antonio González cedió ante la presión y se entregó a las autoridades luego de que se haya efectuado el pedido de captura emitido por Teresa Martínez, fiscal de la unidad de trata de personas.

Desde el 13 de febrero que el gerenciador de Rubio Ñu de Luque estaba prófugo y era buscado por la policía. El Ministerio Público lo había imputado entonces por trata de personas con fines de explotación sexual y laboral luego de que dos futbolistas lo denunciaran por acoso.

González quedará detenido al menos por 5 días a la espera del informe de un médico forense que enviará un informe al juzgado y se decidirá si podrá obtener la libertado o si seguirá tras las rejas.

Con respecto al tiempo que tardó en entregarse, el gerenciador sostuvo: “Mi notificación llegó para el 22 de febrero y después se suspendió porque el juzgado estaba de turno, se pasó para el día siguiente y el 23 me presenté”.

Cuando fue consultado por las denuncias que recibió por parte de al menos dos futbolistas, fue esquivo al responder: “De eso ya no quiero hablar”.

Aunque sí pidió perdón por sus actos: “Le pido disculpas a los padres de los chicos si es que cometí algún error en un cierto momento. Tenemos unos 6 meses de investigación por delante y seguro todo se va a aclarar”

Este escándalo había estallado cuando se filtraron fotos de Antonio Gonzalez junto al futbolista, Bernardo Gabriel Caballero. En ese entonces, el dirigente, quien decía ser el presidente del club, había asegurado que eran pareja y que el representante del futbolista, Valentín Ozuna, lo había convencido de abandonarlo, para luego enamorarlo.

Finalmente, Ozuna rompió el silencio y explicó que en realidad el gerenciador era un hombre de mucho poder y dinero que obligaba a los jugadores a mantener relaciones sexuales con él. Además, en diálogo con Infobae y contó que él no es el agente del futbolista, sino sólo su pareja.

El otro futbolista que realizó una denuncia formal fue Fermín Morinigo, de 19 años, quien, relató que también “hubo maltrato físico” por no someterse a los pedidos de González.

El jugador que tuvo un fugaz paso por Rubio Ñu de Luque hasta que se cansó de las extorsiones contó detalles de los encuentros que compartía con el gerenciador en su cuarto: “Me acosté con él, pero no pasó nada. Ponía porno para que me caliente”, explicó en diálogo con Mañana Irresponsable de Radio Urbana 1069.

Con el correr del tiempo y las negativas del futbolista, el enojo del dirigente creció y estalló de furia: “Qué te vas a levantar a trotar de mañana, te voy a suspender, te vas a levantar temprano y vas a limpiar todo, vas a lavar los cubiertos sucios, vos vas a ser mi empleado ahora”.

La fiscal Teresa Martínez fue quien inició la investigación y quien ordenó el allanamiento que se realizó el 9 de febrero en las oficinas de Rubiuo Ñu de Luque. Allí se incautaron documentos como fichajes de menores y confiscaron películas con contenido pornográfico, celulares, pen drive, y balas de armas de fuego.

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco