Connect with us

Otros Deportes

La resolución de CAS obliga a una mejora en la lucha antidoping

Algunos dicen que es una bofetada a la limpieza del deporte y otros aseguran que es una victoria para los tramposos: de lo que no hay duda es de que la resolución de la Corte Arbitral del Deporte sobre los atletas rusos obliga a mejorar de forma significativa la lucha contra el doping.

La CAS aceptó las apelaciones de 28 deportistas rusos que habían sido suspendidos de por vida para los Juegos por el Comité Olímpico Internacional (COI) alegando que las pruebas para semejante castigo eran insuficientes. Además, rebajó sanciones a otros 11 atletas pese que en esos casos sí había evidencias de doping.

El más alto tribunal deportivo lo anunció el jueves, apenas una semana antes de que arranquen en Corea del Sur los Juegos de Invierno de Pyeongchang. En su veredicto, la CAS indica que no hay pruebas suficientes para suspender de por vida a esos 28 atletas, aunque en ningún momento proclama tampoco su inocencia.

La resolución de la CAS provocó un terremoto de reacciones y causó conmoción tanto en el COI como en la comunidad deportiva.

“Es una bofetada en la cara del deporte limpio”, aseguró el jefe del olimpismo alemán, Alfons Hörmann. Pero el dirigente admitió a la vez: “Esto demuestra lo difícil que es imponer duras y merecidas sanciones contra el doping en la sala de un tribunal”. Hörman teme que haya mucha incertidumbre al respecto en los próximos años.

El COI pensaba que su veredicto era irrefutable cuando sancionó de por vida a 43 deportistas rusos por sus prácticas dopantes en los Juegos de Sochi 2014, después de analizar las pruebas presentadas por el abogado Richard McLaren en un informe para la Agencia Mundial Antidoping (AMA). El ex jefe del laboratorio antidoping de Moscú Grigory Rodchenkov fue un testigo clave, asegurando que Rusia tenía un sistema estatal para dopar a sus deportistas.

Pero, como ocurrió con la llamada “regla Osaka” -que prohibía competir en los Juegos a atletas que hubieran recibido una snación de más de seis meses por doping- o con el límite de la testosterona en mujeres, la CAS le dio la espalda al COI.

El organismo de los anillos lamentó que la CAS “no tuviera en cuenta la existencia comprobada de una manipulación sistemática de los controles antidoping”. La CAS, por su parte, insistió en que no iba a tratar las 39 apelaciones de forma conjunta, sino que analizaría los casos uno por uno.

El COI no descarta llevar el caso a la Corte Suprema Federal de Suiza, pero primero quiere esperar los razonamientos jurídicos de la CAS.

Algunos críticos reclaman hoy que el COI tendría que haber suspendido a todo el equipo ruso de Pyeongchang 2018 por el doping sistemático, no a deportistas de forma individual. Si se hubiera tomado esa decisión, aseguran, la CAS no lo habría podido tumbar.

“El COI podría haber seguido el plan del Comité Paralímpico Internacional (CPI), que consiguió suspender a los atletas rusos de Río 2016, o de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), que hizo lo mismo”, apuntó hoy el diario “The Guardian” en su editorial. Aquellas decisiones tomadas por el CPI y la IAAF fueron refutadas por la CAS.

El alemán “Süddeutsche Zeitung” señaló que “el sistema debería haber sido sancionado”, mientras que “The New York Times” destacó que el COI debería haber previsto todo el lío judicial cuando optó por tratar los casos de forma individual en vez de imponer una sanción colectiva a Rusia.

Deja tu comentario

Recomendamos - Otros Deportes