Connect with us

Otros Deportes

Adiós a la Mujer Maravilla: Mancuso deja el esquí bañada en champagne

Vestida con un disfraz de “Wonder Woman” y bañada en champagne por sus compañeras de equipo, la estadounidense Julia Mancuso se retiró hoy del esquí alpino de competición con una símbolica participación en el descenso en Cortina d’Ampezzo.

Subida a los hombros de Lindsey Vonn, una de sus compañeras y rivales más influyente de su carrera, y filmada por un teléfono móvil por la estrella del momento en el esquí alpino, Mikaela Shiffrin, Mancuso completó su última aparición como esquiadora profesional, antes de dedicarse a ser comentarista televisiva.

Campeona olímpica en slalom gigante en 2006, Mancuso dijo adiós en su carrera 399 de la Copa del Mundo, aquejada en los últimos años de una lesión en la cadera que le impidió continuar su trayectoria con normalidad.

“Es una lástima que no pueda competir debido a mi lesión en la cadera”, se lamentó la ahora ex esquiadora, de 33 años, después de completar el recorrido en la pista que logró el primero de sus 36 podios en la Copa del Mundo. “El esquí siempre estará en mi corazón”, añadió Mancuso, vestida como la “Mujer Maravilla”, incluso con una capa roja.

“Ha sido una batalla épica con mi lesión de cadera, y en los últimos tres años he invertido todo para volver a la competición al más alto nivel y el objetivo de alcanzar mis quintos Juegos Olímpicos”, había dicho en el comunicado que anunció su retiro, antes de la competencia de hoy.

“Te voy extrañar”, le dijo Vonn, que hoy finalizó segunda detrás de la italiana Sofia Goggia y no pudo ampliar su récord como máxima ganadora en la Copa del Mundo. “Si no fuese por Julia, hoy no estaría aquí y mi carrera no hubiese sido tan exitosa”, dijo entre lágrimas Vonn.

A pesar de las numerosas lesiones que la frenaron a lo largo de su carrera, Mancuso puede presumir de logros que ni Vonn ni Shiffrin pueden lucir aún: es la esquiadora estadounidense con mayor cantidad de medallas, con cuatro olímpicas y cinco en Mundiales.

Al oro logrado en slalom gigante en Turín 2006, Mancuso sumó las platas en descenso y la combinada en Vancouver 2010 y el bronce en la combinada de Sochi 2014.

Sin embargo, la última operación de cadera, a finales de 2015, terminó de frustrar su sueño de llegar a los quintos Juegos Olímpicos.

“Siempre es difícil despedirse”, dijo Mancuso, que terminó su simbólica última carrera a 18 segundos de Goggia, la ganadora en Cortina. “El camino de regreso fue muy duro, quería correr de nuevo, ir a los Juegos Olímpicos, pero no pudo ser así”.

Igualmente, la extrovertida esquiadora estará en Pyeongchang el próximo mes, aunque en un rol diferente: como lo hizo en los Juegos de Pekín 2008, Mancuso trabajará para la cadena de televisión estadounidense NBC en el evento que se desarrollará entre el 9 y el 25 de febrero en Corea del Sur.

Deja tu comentario

Recomendamos - Otros Deportes