Connect with us

Fútbol Internacional

Lionel Messi, un 2017 con muchas más emociones que títulos

Metió 54 goles, decidió dos clásicos en el Santiago Bernabéu, se casó, salvó a Argentina del desastre, firmó una renovación millonaria… Lionel Messi cerró el año 2017 sin grandes títulos que festejar, pero repleto de emociones fuertes.

Tras la exhibición del sábado en el Santiago Bernabéu, el astro del fútbol ya está de vacaciones y no volverá al trabajo hasta el 2 de enero, cuando se reincorporará a la disciplina del Barcelona.

Se acaba un año en el que vivió a la sombra de Cristiano Ronaldo, una Copa del Rey y una Bota de Oro frente a Liga, Champions, dos Supercopas, Mundial de Clubes, un Balón de Oro y dos premios “The Best”, pero en el que volvió a dejar grandes perlas para la hemeroteca.

Adiós 2017 y hola 2018, un año que tiene el “10” entre ceja y ceja. Le ofrecerá otra oportunidad de conquistar nuevas cosas con el Barcelona, pero hay algo mucho más importante. Una Liga o una Champions League más en su palmarés no cambiará su sitio en la historia. Ganar el 15 de julio el Mundial de Rusia 2018, sí.

Argentina será una de las grandes favoritas, a pesar de que la “Albiceleste” estuvo a punto de no clasificarse. Logró el billete en la última jornada de las Eliminatorias Sudamericanas. El 10 de octubre fue una de las mejores noches de Messi en 2017: marcó un “hat-trick” ante Ecuador para rescatar a Argentina del desastre.

Meses antes, el Barcelona echó mucho de menos esa versión letal del futbolista en la Liga de Campeones. El equipo azulgrana protagonizó una remontada épica ante el Paris Saint-Germain en octavos, pero en el 6-1 el protagonista absoluto fue Neymar, por más que la foto que resumió todo era una de Messi aclamado por el Camp Nou. Tampoco estuvo fino el argentino en los cuartos ante la Juventus, lo que supuso el fin del trayecto del Barcelona en Champions.

El máximo trofeo europeo fue para el Real Madrid, al igual que la Liga. El goleador del campeonato español fue Messi, con 37 tantos, un registro que le valió también la Bota de Oro al mejor artillero de las Ligas europeas.

En total, acabó el año natural con 54 tantos. Cristiano Ronaldo, Edinson Cavani y Robert Lewandowski le siguen con 53 cada uno y con esa misma cifra está Harry Kane. El inglés jugará mañana el último partido del año del Tottenham con el objetivo de empatar e incluso superar a Messi.

Dos de los 54 goles de Messi llegaron en el Santiago Bernabéu, el estadio del Real Madrid. El primero fue el 23 de abril, cuando marcó el 3-2 definitivo en el último segundo de partido. Lo celebró quitándose la camiseta y sujetándola con las manos para mostrar el número “10” a la hinchada del Real Madrid.

El segundo, de penal, ocurrió el sábado en el 3-0, un clásico en el que el argentino volvió a ser la luz del Barcelona. Autor también de la asistencia en el tercer gol, Messi festejó su tanto con rabia, agitando el puño y haciendo aspavientos a la grada.

“Qué lindo finalizar el año con una importante victoria en el Clásico. ¡Un abrazo y felices fiestas para todos!”, escribió después en Facebook el crack de 30 años.

En un año en el que vio cómo Cristiano Ronaldo le igualaba con su quinto Balón de Oro tras la catarata de títulos que conquistó el portugués, Messi vivió también emociones fuera del césped.

El 30 de junio se casó con Antonela Roccuzzo en Rosario, en una gala a la que asistieron casi todos sus compañeros de Barcelona. También el brasileño Neymar, su amigo y uno de sus mejores socios en el campo. Para entonces, Neymar ya tenía decidido que dejaría el club azulgrana para fichar por el Paris Saint-Germain.

Sin Neymar en uno de los vértices del tridente, el Barcelona necesitaba más de Messi. Si un poco de Messi ya es mucho, mucho de Messi es una barbaridad. El argentino lleva ya 15 goles en Liga y 19 en total desde que arrancó la nueva temporada, la principal razón por la que el Barcelona llega a la Navidad con una distancia sideral sobre sus rivales en el torneo doméstico.

Messi es el pasado, el presente y el futuro. Así se reflejó en la renovación que firmó a principios de diciembre, un vínculo que le mantendrá en el Barcelona al menos hasta 2021. A no ser que algún equipo ponga los 700 millones de euros de la claúsula para llevárselo.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional