Connect with us

Fútbol Internacional

Real Madrid-Barcelona: Los cinco clásicos más políticos

El partido entre Real Madrid y Barcelona del sábado en Liga llegará apenas dos días después de las elecciones regionales en Cataluña, con lo que se unirá a una serie de clásicos teñidos de política.

EL MÁS OSCURO

En junio de 1943, el ambiente era agobiante en la semifinal de la Copa del Rey, llamada entonces del Generalísimo. Ganador 3-0 en la ida, Barça se ve inexplicablemente goleado 11-1 en la vuelta en el campo del Real Madrid. Dada la controvertida situación de la posguerra española, algunos historiadores hablan de amenazas previas de la policía contra los jugadores barcelonistas, objeto después de insultos y lanzamiento de piedras.

El ‘caso’ Di Stéfano

En los años 1950, el traspaso de Alfredo Di Stéfano (1926-2014) daría a la rivalidad entre Real Madrid y Barcelona una dimensión política. La ‘Saeta Rubia’ tendría que haber brillado con la camiseta del Barcelona, que tenía una opción sobre el traspaso del mítico delantero argentino. Pero Real Madrid ganó el pulso jurídico, con una pequeña ayuda de la federación española. Como resultado, la ‘Saeta rubia” llevará al Real Madrid a ganar cinco Copas de Europa y alimentará la decepción del Barça, que cayó 5-0 con un doblete de Di Stéfano en su primer clásico en octubre de 1953.

EL MÁS TURBULENTO

En España, se recuerda como “la noche de Guruceta”, por el apellido del árbitro de este partido de vuelta de los cuartos de final de Copa del 6 de junio de 1970. Vencido en la ida 2-0, el Barça va ganando 1-0 en el Camp Nou cuando el colegiado pita un penal poco evidente en favor del Real Madrid. En las gradas estalla la indignación: llueven las almohadillas, los aficionados invaden el terreno y la policía tiene que cargar contra los hinchas. El pobre José Emilio Guruceta se ve obligado a suspender el partido con el resultado 1-1.

EL MÁS LIBERADOR

El 28 de diciembre de 1975, España ha cambiado. El general Francisco Franco ha muerto el mes anterior tras 40 años al frente de su régimen dictatorial y el primer Clásico tras el deceso del dictador toma aires de libertad en el Camp Nou: por primera vez en décadas, los aficionados del Barcelona pueden desplegar sin miedo banderas catalanas en las gradas. Las formaciones de los dos equipos se anuncian en catalán y se despliega una pancarta con el lema “Amnistía, libertad y estatuto de autonomía”, que es rápidamente retirada por la policía. En este ambiente festivo, Barça gana al Real Madrid 2-1 con un gol en el minuto 89.

EL MÁS REIVINDICATIVO

La primera demostración de fuerza de los independentistas se remonta al 11 de septiembre de 2012, día de la manifestación organizada con motivo de la ‘Diada’, el día de Cataluña. Menos de un mes más tarde, los aficionados del Barça se hacen eco de ello en el clásico disputado el 7 de octubre de 2012 (2-2): se despliega un vasto mosaico en las gradas representando una bandera catalana y en el minuto 17 y 14 segundos de juego, en recuerdo de la caída de Barcelona en manos de las tropas del rey Felipe V en 1714, una buena parte de sus 96.500 espectadores gritan “¡Libertad”! en el Camp Nou.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional