Connect with us

De Todo Un Poco

El Benzema menos goleador de siempre

Karim Benzema persiguió el gol sin descanso, le anularon uno y estrelló dos balones a la madera, pero el francés fue sustituido en el minuto 81 y se sentó en el banquillo con las manos vacías. Nada extraño para él esta temporada, la peor de su carrera en Real Madrid con el libro de estadísticas en la mano.

El delantero dejó el campo el miércoles cuando el marcador reflejaba un 1-1 ante el Al Jazira en la semifinal del Mundial de Clubes. Segundos después, el que había sido su sustituto, Gareth Bale, marcó el 2-1 definitivo para sellar el pase del equipo blanco a la final.

Cumplidos cuatro meses de la temporada, Benzema exhibe unos números impensados. Lleva cinco goles en 1.342 minutos repartidos en 18 partidos. Un gol cada 268 minutos, un gol cada tres encuentros.

Real Madrid, su equipo, está pagando la falta de puntería de sus delanteros en la Liga española, donde está a ocho puntos del Barcelona. Cristiano Ronaldo ha marcado cuatro goles en 11 partidos, mientras que Benzema anotó dos en el mismo número de jornadas.

Sumando todas las competiciones, Liga de Campeones y Supercopas, Cristiano Ronaldo eleva notablemente su registro, con 15 dianas en 20 encuentros, un gol cada 109 minutos.

Preguntado el miércoles por la inquietante sequía de Benzema, el entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, salió a proteger una vez más a su compatriota.

“Parece que Karim tiene que marcar siempre. Hoy ha hecho un buen partido, se ha movido bien, pero no han querido entrar. Estoy un poco decepcionado por él porque él quería marcar”, indicó Zidane en los Emiratos Árabes Unidos, donde descartó que su equipo vaya a fichar a un delantero en el mercado de enero.

Benzema, que cumplirá 30 años el martes, llegó al Real Madrid en julio de 2009 procedente del Olympique de Lyon. Desde entonces, ha marcado 185 goles y es el séptimo máximo anotador de la historia del equipo blanco, con el que conquistó tres Champions League y dos Ligas españolas, entre otros títulos. Además, con 53 tantos, es el quinto máximo goleador de la Liga de Campeones.

Esta temporada su motor parece que todavía no ha arrancado y en los últimos partidos en el Santiago Bernabéu ya se escuchó un runrún en la grada cada vez que fallaba una ocasión o perdía una pelota.

Visto por muchos como el “ojo derecho” del presidente Florentino Pérez, Benzema ha sido prácticamente indiscutible desde que llegó al Real Madrid. Salvo una época con José Mourinho en la que compartió muchos minutos con Gonzalo Higuaín, el puesto de “9” fue suyo siempre.

El atacante argentino fichó en 2013 por el Napoli y Álvaro Morata, el otro rival que ha tenido por la titularidad, abandonó este año las filas del Real Madrid rumbo al Chelsea. Emanuel Adebayor y Javier “Chicharito” Hernández tampoco inquietaron el futuro de Benzema.

Sus defensores alegan que Benzema aporta más que goles y asistencias, un mediapunta disfrazado de delantero, un jugador de clase mundial que abre espacios con sus movimientos y que su aportación real al equipo no se puede explicar con las estadísticas.

Sus detractores, en cambio, le reclaman más goles. Al fin y al cabo, es el delantero centro del Real Madrid, el número “9”, ese dorsal que antes vistieron, entre otros, Alfredo di Stéfano, Hugo Sánchez o el propio Cristiano Ronaldo.

Ese gol cada 268 minutos es su peor estadística desde su llegada al Real Madrid. En aquella temporada 2009/2010 anotaba un gol cada 190 minutos, un registro que no volvió a repetir. Sus años más productivos fueron en la 2011/2012 con 32 dianas en 52 partidos y la 2015/2016 con 28 en 36.

Su bajo rendimiento actualmente adquiere más significado si se ven los datos de Morata y Mariano, el tercer delantero del Real Madrid la temporada pasada. El primero marcó nueve goles en 15 partidos en la Premier League y el segundo acumula 12 tantos en 17 jornadas.

Benzema aún tiene casi seis meses para revertir la situación, pero el Real Madrid le necesita ya: el sábado se medirá a Gremio por el título del Mundial de Clubes y una semana después jugará una “final” más, ante el Barcelona en la Liga española.

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco