Connect with us

Más de Honduras

Real España “voló” del ridículo a lo sublime

El fútbol es un deporte especial, como la vida a veces es impredecible, los que hoy están arriba, mañana pueden estar abajo y viceversa, los que antes lloraban de decepción, hoy pueden saltar de la felicidad, aquí la lógica no existe.

Es un deporte simple en sus reglas, pero complejo por lo que ofrece. Real España hace unos meses atrás era un barco a la deriva, una de las mejores plantillas de la Liga Nacional, no le ganaba a nadie, cinco derrotas al hilo y un panorama oscuro.

Cambio de entrenador incluido, Ramón “Primitivo” Maradiaga, dio un paso al costado, Erick Gallegos, quedó en su lugar, pero no pudo enderezar el rumbo de un barco que hacia aguas por todos lados y que caminaba directo al naufragio.

Pero, la directiva catedrática dio un golpe sobre la mesa, nombró a Martín “Tato” García, como entrenador, un perfecto desconocido y las críticas no tardaron en llegar.

Sin embargo, como por arte de magia de la mano del uruguayo, la “máquina” empezó a carburar, los triunfos llegaron en ráfaga, esos mismos futbolistas que antes no jugaban a nada, se hicieron un equipo que mete miedo.

Hoy los sampedranos se clasificaron a semifinales ganando de manera contundente venciendo a Juticalpa, uno de los mejores del Apertura, los aurinegros fueron superiores y ahora son uno de los más temidos.

De la mano de García, España no conoce la derrota, los triunfos llegaron como por arte de magia, los que antes no rendía, elevaron su rendimiento, debut incluido de muchos chicos, el charrúa de dirigir infantiles ahora comanda un plantel profesional, los catedráticos “volaron” de lo ridículo a lo sublime.

 

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras