Muere el mítico campeón olímpico de halterofilia, ‘Hércules de Bolsillo’ – Diario Deportivo Más
Connect with us

De Todo Un Poco

Muere el mítico campeón olímpico de halterofilia, ‘Hércules de Bolsillo’

Muere el mítico campeón olímpico de halterofilia, ‘Hércules de Bolsillo’

El halterófilo turco Naim Süleymanoglu, triple campeón olímpico (1988, 1992 y 1996) y héroe nacional en su país, falleció a la edad de 50 años en un hospital de Estambul.

Apodado el “Hércules de bolsillo” debido a su baja estatura (1m47), Süleymanoglu fue hospitalizado en la unidad de cuidados intensivos en un centro de Estambul a finales de septiembre por un problema de hígado.

Poseedor de 46 récords del mundo en su disciplina, murió por una grave insuficiencia hepática.

Había recibido un nuevo hígado en octubre, pero tuvo que ser trasladado con urgencia al bloque operatorio la semana pasada tras una hemorragia cerebral.

Nacido en Bulgaria de padres turcos, con el nombre de Naim Suleimanov, obtuvo asilo político en Turquía y la nacionalidad de sus ancestros, tras haber huido en 1986 en condiciones rocambolescas cuando se encontraba en Australia.

Tras haberse refugiado en la embajada de Turquía, viajó primero a Londres en el avión personal del primer ministro turco de la época, Turgut Ozal, y fue recibido como un héroe en Ankara.

Con los colores de Turquía, ganó su primer título olímpico en los Juegos de Seúl, en 1988, levantando 190 kilos en dos tiempos y 152,5 en arrancada para un total de 342,5 kg.

Tras retirarse, regresó en 1991, y un año después lograría en Barcelona su segundo título olímpico.

Dotado de una fuerza en los brazos poco común y una prodigiosa velocidad de ejecución, Süleymanoglu se adjudicó un tercer título olímpico consecutivo en 1996 en Atlanta.

Sus victorias, y sus múltiples récords del mundo, hicieron de Süleymanoglu un héroe en Turquía.

– Rivalidad con Leonidis –
También fue conocido por su rivalidad legendaria con el halterófilo griego Valerios Leonidis, en un contexto de tensiones entre Turquía y Grecia.

En los Juegos de Atlanta, ambos libraron una gran batalla que entró en los anales de la historia olímpica.

El turco logró derrotar al griego levantando 335 kilos, un poco más que los 332,5 kilos de su rival.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan presentó sus condolencias “a la familia del atleta y a la nación”.

Suleymanoglu tuvo una azarosa vida deportiva y personal, entre su huida de Bulgaria, digna de una novela de espionaje, sus títulos mundiales y sus tentativas por entrar en política con una etiqueta ultranacionalista.

El halterófilo levantó pesas desde los nueve años, y después integró el equipo olímpico de su país de nacimiento, donde sufrió presiones crecientes contra las minorías.

Tras una rica carrera deportiva marcada por una tentativa de regreso infructuosa, Süleymanoglu se lanzó a la política, sin conocer el mismo éxito.

Con los colores del partido ultranacionalista MHP, participó en las elecciones municipales de 2004 y legislativas de 2007, sin éxito.

Süleymanoglu será enterrado el domingo en Estambul, según las autoridades locales. AFP

Comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco