Connect with us

Fútbol Nacional

¿Qué debe cambiar el fútbol hondureño de cara al futuro?

Por: Jairo LANDA

@jairolanda1

El fútbol hondureño está golpeado tras la eliminación de Rusia 2018 a manos de Australia y es momento que se cambien algunas cosas que contribuyan al desarrollo del deporte rey en el país. A continuación, algunas situaciones que deberían modificarse de cara al futuro.

CAMBIAR LA FEDERACIÓN

La Federación de Fútbol de Honduras (Fenafuth), debe ser “reseteada”, los hombres que ponen la plata (no sobran, por cierto), saben y entienden que sus múltiples ocupaciones no les permiten estar a tiempo completo al frente de dicho organismo, pero lo ideal es que confíen la presidencia del mismo a una persona que tenga tiempo y capacidad para liderar una revolución en el fútbol catracho.

Es decir que las autoridades que manejan el fútbol hondureño contraten a alguien con la visión y la preparación para hacer de la Fenafuth una entidad rentable en la que los patrocinadores absorban la totalidad de los gastos para la mantención de las selecciones y así evitar andar de puerta en puerta pidiendo ayuda al Gobierno Central o a la empresa privada a última hora.

POTENCIAR LAS FUERZAS BÁSICAS

La Liga Nacional y la Federación de Fútbol deben buscar los mecanismos para que los equipos inviertan en las ligas menores, que sea una obligación tener equipos desde la U6 hasta la U15 porque es ahí donde realmente se pueden formar los talentos y así evitar que lleguen a primera división futbolistas que no manejen los conceptos básicos (un control orientado, perfilarse), entre otros.

NO AL AUMENTO DE EQUIPOS

Con el afán de promoverse y darse a conocer algunos andan desde hace tiempos ganando espacios en medios de comunicación fomentando la descabellada idea que el torneo de Liga Nacional se juegue con 12 equipo en lugar de 10 como se desarrolla actualmente.

Eso sería actuar irresponsablemente porque está totalmente demostrado que en su mayoría los equipos de la Liga de Ascenso no reúnen las condiciones para jugar en la primera. Ejemplos hay muchos, Real Juventud llegó a Liga Nacional y no tenía ni para pagar la garantía bancaria y por eso tuvo que completarla con bienes (automóviles). Social Sol, un histórico en la segunda, pasó por la primera división con más pena que gloria demostrando que la liga le quedó grande.

MENOS EXTRANJEROS

Cuatro extranjeros en un fútbol tan subdesarrollado como el hondureño es una exageración, sobre todo porque muchas veces vienen al país que elementos que no aportan nada, podemos mencionar muchos nombres a lo largo de la historia.

Ojo también se vale señalar que han paso por el país futbolistas extranjeros que han marcado época. Dos futbolistas de otra nacionalidad sería suficiente para las escuadras hondureñas tomando en cuenta que el nivel de los clubes es tan bajo que de ante mano se sabe que irán a la Liga de Campeones con escasas posibilidades de competir.

Cristiano Do Santos, es uno de muchos extranjero que no aportaron nada al fútbol catracho.

FORJAR IDENTIDAD

En Honduras se le suele dar una importancia exagerada a la selección mayor, dejando de lado el trabajo de las representaciones menores, lo cual es un error enorme y ha llegado el momento de unificar criterios.

Todas las selecciones deberían ser supervisadas por el técnico de la absoluta y jugar bajo un mismo modelo, crear un estilo, una identidad, que se juegue a lo mismo, porque así cuando los futbolistas pasen de una sub 17 a un sub 20 no habrá mucho que cambiar, simplemente reforzar conceptos.

INFRAESTRUCTURA

Para nadie es un secreto que en Honduras no existe la infraestructura que permita el desarrollo de los talentos. Faltan canchas adecuadas donde los pequeños entrenen en condiciones dignas.

Eso en las inferiores y en la primera igual hay estadios en los que no se debería jugar al fútbol (Humberto Micheletti, Francisco Martínez Durón), la Federación de Fútbol debería hacer algún tipo de gestiones y apoyar a los clubes para que tengan estadios que reúnan las condiciones para practicar fútbol profesional.

En estas penosas condiciones juegan las ligas menores.

PREPARAR ENTRENADORES

La Fenafuth debe tener claro que los ingresos no sobran y que dentro de poco pagar un entrenador extranjero será una utopía y habrá que recurrir a los nuestros. Llegó el momento de preparar técnicos catrachos, buscar firmar convenios con algunas federaciones para que los hondureños puedan viajar a realizar sus estudios y al volver estén al servicio de las selecciones menores.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional