Connect with us

De Todo Un Poco

La sumisión más extraña y dolorosa de la MMA

El luchador británico Jonno Mears fue el protagonista de un movimiento nunca antes visto en el mundo de las artes marciales mixtas. Con un “Boston Crab” (cangrejo de Boston) venció, y ridiculizó, a su compatriota Aaron Jones.

Aquella técnica se pudo ver en distintas ocasiones en eventos de lucha libre. La superestrella de la WWE Chris Jericho es uno de los referentes, el cual modificó ese enganche y lo denominó “El muro de Jericho”.

Faltaban 90 segundos para el cierre del primer round del Full Contact Contender 19 de Bolton cuando Mears logró posicionarse encima de su oponente de una manera insólita. Después de pasar unos segundos encima suyo, Jones tapeó y el árbitro dio por finalizado el combate.

El movimiento en cuestión es un tipo de bloqueo espinal, en el que el luchador engancha las piernas de su rival en cada brazo para luego dejarlo boca abajo. Posteriormente, el interprete termina semi sentado en la espalda de su oponente doblándole las piernas hacia su cabeza. De extenderse el tiempo de sumisión podría ocasionar serios problemas a nivel medular y articular.

Como si fuera poco el ridículo que le hizo pasar a Jones, el británico optó por sacar la lengua mientras lo dominaba. Con la victoria Mears acumula 2 victorias en el peso welter, tras vencer en su debut a Will Cairns en 23 segundos dentro del UK Fighting Championships 4. (Infobae)

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco