Connect with us

Béisbol

Stanton llega a 59 jonrones; Cachorros dejan a Cardenales sin playoffs

El toletero de origen puertorriqueño Giancarlo Stanton aportó dos cuadrangulares y llegó a los 59 en lo que va de temporada para ser el mejor de la Liga Nacional y también de las mayores.

Stanton lideró una vez más la ofensiva de los Marlins de Miami que abrieron la última serie bajo las órdenes del dueño Jeffrey Loria con un triunfo por 7-1 sobre los Bravos de Atlanta.

Ningún bateador había llegado a 59 bambinazos en una temporada desde 2001.

Stanton logró un vuelacerca solitario en el cuarto episodio y añadió otro de dos carreras en el octavo, que habría enviado la pelota a 467 pies del plato de no haber existido obstáculos, de acuerdo con el sistema de mediciones de las Grandes Ligas, Statcast.

El toletero ha pegado 33 jonrones desde la pausa por el Juego de Estrellas. En 10 encuentros de la temporada ha bateado más de un cuadrangular.

Así, Stanton es el sexto pelotero en llegar a 59 cuadrangulares, junto con Barry Bonds, el dominicano Sammy Sosa, Mark McGwire, Roger Maris y Babe Ruth.

El japonés Ichiro Suzuki conectó su vigésimo séptimo imparable del año como emergente. Está a uno del récord establecido por John Vander Wal en 1995.

Dee Gordon conectó un par de imparables por los Marlins, que pese a tener una marca de 75-84 se aseguraron de terminar segundos en la División Este de la Liga Nacional. Es su mejor ubicación desde 2009.

La derrota cayó del lado del abridor colombiano Julio Teherán (11-13), quien permitió cinco carreras y ocho imparables durante seis capítulos.

Mientras que el triunfo fue para Dillon Peters (1-2), que trabajó con los Marlins.

Los Cardenales quedaron oficialmente eliminados de la temporada cuando el cubano Leonys Martín saltó frente al muro del jardín central, para robar a Paul De Young lo que hubiera sido el jonrón del empate, con dos “outs” en el undécimo episodio.

La gran atrapada del cubano preservó la victoria de los Cachorros de Chicago, por 2-1 sobre San Luis, que tuvo una marca de 5-14 ante sus rivales de la División Central de la Liga Nacional.

Desde 2007 y 2008, los Cardenales no habían quedado fuera de los playoffs en campañas consecutivas. Con una marca de 82-77, San Luis tiene asegurado su menor número de triunfos desde 2007, cuando terminó con un récord de 78-84.

Un día después de embolsarse su segundo cetro divisional consecutivo, los monarcas de la última Serie Mundial colocaron en el juego a sólo dos peloteros que habían participado al menos en 100 compromisos de la campaña: los jardineros Ian Happ y Kyle Scwharber.

Este último pegó un sencillo ante Matt Bowman (3-6), cuando había un out en el undécimo capítulo. Davis, quien se ponchó en sus primeros tres turnos, conectó un doblete productor por toda la linea del bosque izquierdo.

El lanzador taiwanés Jen-Ho Tseng (1-0) resolvió tres entradas sin tolerar imparable.

Los Cerveceros de Milwaukee se aproximaron a dos juegos de los Rockies de Colorado en la lucha por el boleto de comodín para la postemporada, cuando restan tres compromisos de la campaña, al vencer 4-3 a los Rojos de Cincinnati.

Brett Phillips conectó el doblete que significó la carrera de la ventaja en el sexto episodio, y Milwaukee remontó la pizarra. Los Cerveceros (84-75) cierran la temporada regular en San Luis, mientras que los Rockies serán anfitriones de los Dodgers de los Ángeles.

Por lo menos, Milwaukee tiene garantizada su mejor marca desde 2011, cuando terminó en 96-66 y cayó ante los Cardenales en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional. Los Cerveceros no han avanzado a los playoffs desde entonces.

Luego que Cincinnati igualó el encuentro en el sexto episodio con un sencillo productor de Scooter Gennett ante Brent Suter y otro de Jesse Winkler contra Oliver Drake, Jared Hughes (5-3) subió al montículo, cuando había dos a bordo.

Los Rojos llenaron las bases cuando el relevista no pudo controlar un toque de bola del venezolano José Peraza, en lo que se marcó como un error.

Hughes ponchó a Adam Duvall y obligó a que Stuart Turner bateara una rola por tierra para doble matanza.

Sal Romano (5-8) fue el derrotado. El salvamento fue a la cuenta de Corey Knebel.

Con el título de división asegurado,los Nacionales de Washington comenzaron una última e irrelevante serie de la campaña regular ante los Piratas de Pittsburgh a los que ganaron por 5-4.

Sean Doolittle desperdició una oportunidad de salvamento, pero los Nacionales salieron victoriosos en un encuentro del que excluyeron a Bryce Harper, quien estaba algo dolorido.

Antes del juego, el piloto de los Nacionales, Dusty Baker, había descartado otro problema serio de su astro, quien se perdió una cuarta parte de la temporada por una hiperextensión de rodilla.

El dominicano Iván Nova, abridor de los Piratas, debió abandonar el encuentro tras llevarse un pelotazo en su mano de lanzar, cuando bateaba.

Howie Kendrick, posible titular en el jardín izquierdo en lugar de Jayson Werth durante el comienzo de los playoffs, fue retirado en el tercer episodio, luego de zambullirse para atrapar una línea. Los Nacionales no informaron de inmediato si Kendrick se lesionó.

Washington comienza la serie divisional el 6 de octubre, ante los Cachorros de Chicago, campeones de la última Serie Mundial.

Doolittle (1-0) dilapidó una ventaja de 4-2, pero se llevó el triunfo gracias a un sencillo productor del dominicano Alejandro De Aza frente a Daniel Hudson (2-7) en la parte baja del noveno episodio.EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Béisbol