Connect with us

Otros Deportes

Crecen las dudas sobre la elección de Río 2016

El Comité Olímpico Internacional (COI) reaccionó hoy al avance de las investigaciones sobre una presunta compra de votos en la elección de los Juegos de Río de Janeiro 2016 y pidió información acerca del caso a la Justicia brasileña.

“Donde haya evidencia, la Comisión de Ética del COI actuará”, indicó hoy el organismo en un comunicado emitido durante la primera jornada de sesión de su comité ejecutivo en Lima.

El ente presidido por Thomas Bach intentó despegarse así de un escándalo que amenaza con empañar la histórica sesión del organismo esta semana en Perú, donde se asignarán a París y Los Ángeles los respectivos Juegos Olímpicos de 2024 y 2028.

“La Comisión de Ética del COI ha pedido a sus abogados que se pongan en contacto con las autoridades judiciales brasileñas para pedir información sobre las últimas investigaciones por corrupción en la votación de la sede de los Juegos Olímpicos de 2016”, señaló el comité ejecutivo del COI.

La elección de Río 2016, adoptada el 2 de octubre de 2009 en Copenhague, quedó envuelta en la sospecha como consecuencia de una investigación judicial internacional sobre la presunta compra de votos. En aquella ocasión, la ciudad carioca se impuso a Madrid después de tres rondas de votación.

Bach defendió hoy la lucha de su organismo contra la corrupción, aunque reconoció que ninguna entidad es inmune al flagelo.

“Hemos dejado en claro que la credibilidad es extremadamente importante para nosotros. La credibilidad en el deporte no sólo abarca a las competiciones deportivas, sino también a las organizaciones deportivas”, dijo el directivo alemán en una rueda de prensa de 50 minutos en la que casi todas las preguntas giraron sobre el mismo punto.

“Hemos modificado el proceso de candidaturas y las nuevas normas son más estrictas. Pero ninguna organización del mundo es inmune y ninguna ley es perfecta”, añadió Bach, que rechazó comparar a su organización con la FIFA.

La semana pasada, la policía brasileña registró la sede del Comité Olímpico de Brasil y la casa de su presidente, Carlos Arthur Nuzman, quien fue jefe del comité organizador de Río 2016. Las autoridades congelaron las cuentas y retuvieron el pasaporte de Nuzman, que no pudo viajar a Lima.

La investigación denominada “Unfair Play”, impulsada por la fiscalía francesa en cooperación con otros países, puso bajo la lupa una transferencia de dos millones de dólares realizada a través de una sociedad offshore a Papa Massata Diack, hijo del senegalés Lamine Diack, cuando éste último era presidente de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) y miembro del comité ejecutivo del COI.

Según medios brasileños, el giro fue realizado el 29 de septiembre de 2009, tres días antes de que Río fuera elegida como sede de los Juegos de 2016.

Deja tu comentario

Recomendamos - Otros Deportes