Connect with us

Automovilismo

Hamilton supera el récord de poles de Schumacher en el caos de Monza

El británico Lewis Hamilton se convirtió hoy en el piloto con más “pole positions” de la historia de la Fórmula 1, superando las 68 de Michael Schumacher, al ser el más rápido en una emocionante clasificación marcada por la lluvia en el Gran Premio de Italia.

El triple campeón del mundo consiguió con el Mercedes su “pole” número 69 en un trepidante final en el que se impuso a los Red Bull de Max Verstappen y Daniel Ricciardo. Sin embargo, tanto el holandés como el australiano habían sido penalizados por cambios en su motor y saldrán desde los últimos puestos de la parrilla.

Así, el que compartirá mañana la primera línea con Hamilton será el canadiense Lance Stroll, de Williams. Tercero partirá el francés Esteban Ocon a bordo de su Force India, mientras que la cuarta posición será para el otro Mercedes, el del finlandés Valtteri Bottas.

Los Ferrari, mientras tanto, decepcionaron en casa. El alemán Sebastian Vettel, líder del campeonato del mundo, apenas pudo ser octavo, pero se beneficiará de las sanciones y largará sexto, justo detrás del otro bólido rojo, el de su compañero Kimi Raikkonen.

Por lo tanto, las opciones de que los “tifosi” celebren en casa la primera victoria de Ferrari desde 2010, cuando ganó el español Fernando Alonso, parecen remotas.

“Ya tengo 69, no me lo puedo creer”, señaló Hamilton nada más bajarse del coche en Monza tras una clasificación interminable que estuvo interrumpida durante más de dos horas y media por la lluvia.

“Italia, te amo. Aunque estemos en la casa de Ferrari, aprecio todo su apoyo”, agregó dirigiéndose a las gradas después de su octava “pole” de 2017. “Es increíble batir este récord en un circuito tan histórico y en un país tan bonito. Lo celebraré esta noche con un poco de pasta”.

La Q1 se interrumpió cuatro minutos y medio después de que arrancara, tras un accidente del francés Romain Grosjean, que perdió el control de su Haas y chocó contra el muro en una recta.

Los comisarios sacaron entonces la bandera roja y la clasificación quedó suspendida durante dos horas y media, a la espera de que el trazado se secara. El reinicio se postergó hasta en diez ocasiones, en lo que fue todo un ejercicio de paciencia para los competidores.

Tras el largo parón los pilotos regresaron con gomas de lluvia extrema, aunque a los pocos minutos, con el asfalto secándose, casi todos rodaban ya con intermedios.

Sin embargo, justo cuando arrancó la tanda definitiva, la Q3, la tormenta volvió y los pilotos tuvieron que montar de nuevo las gomas de lluvia extrema. Ahí se beneficiaron los primeros que cambiaron sus neumáticos, como los Red Bull, pero Hamilton consiguió su vuelta rápida cuando ya ondeaba la bandera a cuadros.

El británico es segundo del campeonato a siete puntos de Vettel, al que superará en la clasificación si gana mañana -cuando se espera que el asfalto esté seco- el décimo tercer Gran Premio del calendario.

“No fue por las ruedas”, señaló Vettel cuando le preguntaron qué es lo que falló. “Si lo supiera, lo diría. No estoy contento con el resultado, pero tampoco es una sorpresa”.

Tras el alemán, completaron el “top ten” de la jornada el brasileño Felipe Massa y el belga Stoffel Vandoorne.

 

Deja tu comentario

Recomendamos - Automovilismo