Connect with us

Fútbol Internacional

El grupo más duro y Wembley aguardan al Real Madrid

El Real Madrid, primer equipo que conquistó de forma consecutiva dos ediciones de la Liga de Campeones, inicia el más difícil todavía encuadrado en el Grupo H, de nuevo con el Borussia Dortmund, el Tottenham que permitirá la primera visita al templo de Wembley y el modesto Apoel Nicosia.

El sueño de vencer tres Ligas de Campeones y extender la hegemonía del club más laureado, arrancará para el Real Madrid con dos rivales de enjundia. El equipo de Zinedine Zidane, apenas retocado en su fuerte bloque con jóvenes valores como Dani Ceballos o Theo, busca de nuevo la corona.

Vuelve a cruzarse con el Borussia Dortmund, equipo que siempre trae a la mente del madridismo el recuerdo de la séptima Copa de Europa en aquella semifinal de 1998. La ida dejó la surrealista imagen de la portería caída en el fondo sur del Santiago Bernabéu que retrasó hora y cuarto el inicio.

El duelo ya se ha repetido en doce ocasiones en Copa de Europa, alguna de ingrato recuerdo como en 2013 cuando la debacle madridista en Signal Iduna Park, con cuatro goles de Robert Lewandowski, provocó la eliminación en una de las semifinales perdidas por José Mourinho.

Los dos últimos precedentes, de la pasada temporada, acabaron en empates que provocaron, tras el 2-2 del Santiago Bernabéu, que el Real Madrid acabase la fase de grupos en el segundo puesto y el cruce de octavos tuviese más exigencia al tener que medirse al Nápoles. La identidad del Dortmund sigue siendo la misma, una clara apuesta por el fútbol directo y veloz de un bloque joven.

Su presente lo marca la situación de uno de sus referentes, Dembelé, a punto de ser traspasado al Barcelona por una cantidad de locura (cerca de 150 millones de euros), que permitirá al Dortmund invertir en nuevos jugadores tras cambiar en el banquillo con la llegada del holandés Peter Bosz en lugar de Thomas Tüchel.

Por el momento Aubameyang es el líder en el terreno de juego a la espera del regreso de Reus, que se perderá los duelos ante el Real Madrid, con referentes como Mario Götze, André Schürrle o Marc Bartra en defensa en un grupo reforzado por jugadores con experiencia en el fútbol alemán como Max Philipp (Friburgo), Mahmoud Dahoud (Monchesgladbach) y Ömer Toprak (Bayer Leverkusen).

El Tottenham endurece el grupo, con Mauricio Pochettino al frente de un equipo trabajado y con pegada, fiel al estilo inglés en su ritmo de juego con referentes como Harry Kane y Dele Alli. El técnico argentino reclama fichajes para responder a la exigencia, de momento solo reforzado por Davinson Sánchez y tras perder la potencia en banda derecha de Kyle Walker, traspasado al Manchester City.

Las obras en su estadio, White Hart Lane, provocarán que el Real Madrid juegue por primera vez en su historia en un templo del fútbol como Wembley. Será el reencuentro de Gareth Bale y Luka Modric con el equipo en el que despuntaron, un Tottenham ante el que los madridistas están invictos en cuatro precedentes en competiciones europeas, con el balance de tres triunfos y un empate.

La ‘cenicienta’ del grupo es el Apoel Nicosia, campeón de la liga chipriota, que superó en las eliminatorias previas a Dudelange, Viitorul y Slavia Praga. Un precedente en doble enfrentamiento en 2012, el último curso de José Mourinho, con triunfos del Real Madrid. Intentará compensar con lucha la diferencia de calidad con sus rivales. Bloque dirigido por el griego Georgios Donis, y con dos españoles en sus filas: Jesús Rueda y Roberto Lago. EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional