Connect with us

De Todo Un Poco

La nueva vida de Abédi Pelé, la leyenda del fútbol africano

“Soy presidente, entrenador, patrocinador y relaciones públicas del Nania (2ª división de Ghana)”, pero también agente de sus tres hijos; André, Jordan y Rahim Ayew, sin olvidar su faceta de empresario, copropietario de un banco de microcréditos y dos casinos: esta es la vida del ‘retirado’ Abédi Pelé, leyenda del fútbol africano.

“Es bueno estar en casa, siempre he echado de menos mi país, en 30 años de carrera he pasado por Catar, Francia, Italia, Alemania, Emiratos (también por Benín y Suiza)… Pero no quería volver y no hacer nada”, explica Pelé.

“La retirada es lo más duro para un futbolista. Jugamos 10 o 15 años… Es solo una pequeña parte de lo que te toca vivir ¿Luego qué haces? ¿Te limitas a gastar tu dinero?”, añade el exjugador desde su casa, sin lujos exuberantes, y llena de trofeos, entre ellos los tres Balones de Oro africanos que ganó.

“Cuando estaba en Marsella con (Basile) Boli y (Jocelyn) Angloma, nos preguntábamos ‘¿qué haremos después de nuestras carreras?’. Yo quería devolver un poco de todo lo que el balón me ha dado”, añade Pelé, que ha ganado algunos kilos pero que todavía guarda la línea.

Fundó en Accra su propio club, el Nania FC, el nombre del pueblo de su padre en el norte de Ghana.

“Hay muchos niños con talento que están en la calle. Sus familias no pueden ofrecerles una educación. Son niños así los que he reclutado”, explica Pelé, que ha logrado que su club ascienda desde la cuarta a la segunda división, además de lograr la victoria en la Copa de Ghana en 2011.

“Podíamos haber alcanzado la primera división, pero ese no era el objetivo. Cuesta muy caro. Quiero construir un equipo que tenga futuro, quiero que las estructuras sean sólidas. No solamente meter dinero para jugar en primera división”, añade.

– Enamorado de Francia –
“Poco a poco esto comienza a convertirse en algo importante”, subraya el antiguo jugador del Marsella, que construye actualmente un centro y cuatro terrenos de juego en Accra para fundar “una verdadera academia”. Ghana cuenta con decenas pero a menudo no están adscritas a ningún club y son estructuras vacías que sirven únicamente a los intereses de sus propietarios.

Pelé tiene la ambición de crear un centro que funcione, como el que fundó en Costa de Marfil el antiguo internacional francés Jean-Marc Guillou.

“Me gustaría que me fuera bien en los negocios para poder investir más”, asegura Pelé, creador de una banca de microcréditos con el objetivo de ayudar a los más pobres a iniciar proyectos.

En el Nania Pelé cuenta con un entrenador adjunto con plenos poderes para cuando él no puede acompañar al equipo. El exjugador viaja a menudo a Europa para seguir las carreras de sus hijos: André Ayew está en el West Ham, Jordan en el Swansea y Rahim, el más pequeño, es también profesional en Bélgica.

Modesto, Abédi atribuye todo el crédito del éxito de sus hijos a la madre Maha: “Yo jugaba, estaba siempre fuera, en hoteles, es ella la que los seguía, los llevaba a los entrenamientos, los animaba en los campos invierno…”.

Ahora espera que sus hijos tengan una carrera tan bonita como la suya: “Todo padre sueña ver a sus hijos superarlo. Estamos muy orgullosos de que jueguen a ese nivel. Están peleando para llegar lejos”.

En sus viajes por Europa Abébi Pelé suele pasar por Francia. “Siempre paro porque Francia me lo ha dado todo. ¡Amor, mi carrera, la educación! ¡Me lo dio todo, todo!”, insiste.

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco