Connect with us

Fútbol Internacional

Costa Rica y EE.UU. se topan de nuevo con Aguilar, el árbitro “de la nieve”

Si hay un árbitro que el mundo futbolístico costarricense recuerda es el salvadoreño Joel Aguilar Chicas, quien dirigió un Estados Unidos-Costa Rica bajo una descomunal nevada en las eliminatorias a Brasil 2014 y que volverá a verse la cara con ambas selecciones en semifinales de la Copa Oro.

La Federación Costarricense de Fútbol anunció hoy en sus redes sociales el cuarteto arbitral del partido de este sábado frente a Estados Unidos y de inmediato todos los medios de comunicación publicaron informaciones recordando el llamado “partido de la nieve” disputado en Denver, Colorado.

Condiciones del tiempo muy diferentes esperan en la semifinal sabatina a los protagonistas en la calurosa Arlington, Texas, donde se jugará este partido de la Copa Oro y donde Costa Rica buscará el pase a la final del torneo por segunda vez en su historia.

El insólito “partido de la nieve” se jugó el 23 de marzo de 2013 y aún está fresca la imagen de los futbolistas con la nieve a los tobillos, el pelo blanco, una pelota que casi no se veía y los constantes reclamos de los jugadores costarricenses y el entonces seleccionador, el colombiano Jorge Luis Pinto, pidiendo la suspensión del compromiso.

Aguilar Chicas decidió continuar con el partido y permitir el ingreso constante al campo de personal y los carritos con palas para limpiarlo y remarcar las líneas.

El delantero Clint Dempsey batió al portero Keylor Navas a los 16 minutos y le dio la victoria al conjunto local.

Entonces, Pinto calificó el partido como “un insulto” y posteriormente la Federación pidió sin éxito a la Concacaf que se jugaran de nuevo los 90 minutos.

Ese encuentro por la segunda jornada del hexagonal final de la Concacaf supuso un antes y un después para Costa Rica en las eliminatorias, pues desde entonces firmó un brillante desempeño y consiguió el boleto a Brasil.

En la visita de Estados Unidos a Costa Rica unos meses después en la misma eliminatoria, los 35.000 aficionados dieron la espalda al campo cuando ingresó la bandera del ‘Juego Limpio de la FIFA y celebraron la victoria por 3-1 como una verdadera venganza. EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional