Connect with us

Fútbol Nacional

“Turco” Nazar de “Puma” a “Lobo”

Con el anuncio oficial de la renovación del entrenador de los “lobos” de la UPN, José Salomón Nazar Ordóñez, recién ascendido a Liga Nacional al vencer en la finalísima al Lepaera, el galeno se convertirá en un histórico del fútbol hondureño, ya que no se recuerda a un personaje que inicio como jugador, luego fue dirigente y ahora es entrenador en Liga Nacional.

Y es que Nazar siempre ha roto retos en la vida, desde su venida a Tegucigalpa donde fue alumno distinguido en el Instituto salesiano San Miguel, egresando del mismo en 1969.

Luego se formó académicamente en la Universidad Autónoma de Honduras como médico, labor que compartió con su gran sueño de ser jugador profesional. No ascendió con el equipo universitario porque en ese tiempo jugaba en su puesto el también doctor Mario Zerón, pero sí en la Liga Profesional en 1972, debutando muy joven y destacando como uno de los mejores del momento, incluso el técnico Carlos Padilla Velásquez lo llevó al premundial de Haití 1973, jugando ante Antillas Holandesas.

Como portero, uno de los grandes, una acción recordada de Salomón Nazar en el estadio Morazán.

Además de su pasó por los pumas también lo hizo para Olimpia, Motagua y Palestino, pero su mejor recuerdo como jugador fue formar parte de los 21 mundialistas de España 1982 junto a Julio César Arzú y Jimmy Stewart en la mejor presentación catracha en copas del mundo.

SUFRIDO DIRIGENTE PUMA
Una vez consolidado como médico y ya retirado como jugador activo decide acompañar al doctor Raúl Leitzelar, Juan Ramón Núñez, José Luis Gaido, Raúl Flores Euceda y otros quijotes en la dirigencia del equipo universitario como secretario del club, donde tuvo el apoyo de personajes como Francisco Herrera, Fraterno Calderón, Leonardo Padilla, Carlos Guillén, entre otros.

Realmente fue una quijotada con bajo presupuesto y haciendo milagros para no entrar en zona de descenso y cada año era peor la situación hasta que en el torneo Clausura 2006-2007 se quedaron sin apoyo del Alma Máter, teniendo que llevar el equipo a Choluteca con el nombre de Broncos de la U, tal como había sucedido en 1982 cuando Broncos vendió la categoría a los “pumas”.

Lamentablemente para Nazar y el equipo, no soportaron esa temporada y descendieron con su amigo de mil batallas, Leonardo Padilla como entrenador del equipo ante la tristeza de muchos admiradores del club, sobre todo ex alumnos y ex jugadores universitarios.

UNA NUEVA FACETA
Curiosamente una vez deja la dirigencia deportiva, inicia su nueva carrera como entrenador, toma los cursos respectivos y es el alumno excelencia en su generación, rápidamente comienza a enseñar en la UPN pero en fútbol de sala, ganando varios torneos universitarios.

La UPN requería levantar todos los deportes y busca una categoría de la Liga de Ascenso y muy generosamente el recordado doctor Raúl Leitzelar le regala la categoría de los “pumas” por lo que ponen en marcha el plan de tener un equipo que busque el ascenso, máxime que inauguraban su propia cancha sintética donde han jugado sus partidos oficiales hasta la fecha.

La dirigencia del nuevo club, rectorado por empleados y catedráticos de la UPN liderado por el Rector de la misma, decide nombrar a Salomón Nazar como su primer entrenador, pero no logran el objetivo del ascenso, luego tuvieron el honor de tener a Chelato Uclés pero tampoco logró el objetivo, posteriormente trabajaron Arnold Cruz, Eduardo Bennett y Raúl Martínez Sambulá sin éxito, pero el retorno del “Turco” Nazar les trajo el éxito al ganar el torneo de Clausura al Villanueva en penalties en Comayagua y luego la finalísima al Lepaera en el estadio Morazán de San Pedro Sula.

Con este ascenso, Nazar cumple una meta más en su carrera deportiva, la que se finiquitará totalmente en agosto al dirigir por primera vez en Liga Nacional y entrando en la historia como jugador, dirigente y entrenador, una tarea no muy fácil, porque debe tener muchas cosas especiales para llegar a ese objetivo, pero el ex portero ha mostrado entereza, dedicación y esfuerzo para lograr cada una de las metas que se ha propuesto en la vida.

UN HECHO FAMILIAR
Un hecho especial es lo que vivirá en el torneo Apertura, además de cumplir su sueño de dirigir en primera, también tendrá la posibilidad de enfrentar al equipo que preside su sobrino y que apoya su hermano Elías Nazar, ambos ya han comentado que serán duelos especiales entre UPN y Honduras Progreso, la familia Nazar estará dividida en 90 minutos, pero al final de cada uno de esos juegos, unidos como siempre en pos del fútbol y su entorno familiar. (GG)

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional