Connect with us

Más de Honduras

Mexicanos que “perdieron la cabeza” contra hondureños

En los duelos entre catrachos y aztecas se ha venido generando una rivalidad total, ya sea de aficionados, prensa, dirigentes y hasta los mismos jugadores que ha trascendido pero como hechos anecdóticos, aunque lo sucedido en marzo de 1993 fue algo lamentable desde todo punto de vista, ya que después de recibir una goleada a domicilio la Selección Nacional de Honduras de parte de México se vino una invasión de cancha sin precedentes de parte de los aficionados hondureños que no controlaron su furia al verse humillados con la derrota 4-1 en el estadio Nacional de Tegucigalpa.

EN LA COPA ORO DEL 2007, el zaguero hondureño Samuel Caballero intenta provocar al mexicano Cuauhtémoc Blanco, lanzándole besos.

Y es que este tipo de rivalidad también se acrecentó por la famosa frase del legendario y ya desparecido narrador mexicano Fernando Marcos, quien aseguraba que Hondura jugaba con pelota cuadrada, lo que causó enorme malestar de parte de sus colegas catrachos, provocando que se aumentara esa rivalidad y odio a nivel de medios, aunque hace algunos años el entrenador Francisco “Panchón” Guerra, asistente de Chelato Uclés en el Mundial de España 1982, aclaró que cuando Marcos hablaba de cuadrada se refería a las cuadras en México, es decir que el fútbol de Honduras se jugaba con pelotazos largos y no precisamente con un balón cuadrado.

Una de las riñas más recordadas en juegos Honduras – México, fue la que tuvieron Dolmo Flores y Miguel “Piojo” Herrera.

Todo este tipo de antecedentes provocaron incidentes entre los mismos jugadores, uno muy recordada fue la famosa expulsión de Miguel “Piojo” Herrera, actual entrenador de las “águilas” del América, al agredir al internacional hondureño Eugenio Dolmo Flores en el primer partido entre ambos realizado en el estadio Azteca.

La agresión del “Piojo” fue observada por el juez tico Ronald Gutiérrez y a pesar de la presión popular lo envió a las duchas por esa agresión y mala intención, aunque al final los locales ganaron cómodamente 3-0 en lo que fue un partido decisivo para clasificarse a Estados Unidos 1994.

Igual sucedió con el famoso “beso negro” de Jorge Samuel Caballero en la Copa Oro 2007, quien en este caso incitó al famoso Cuauhtémoc blanco al lanzarle un beso, éste le respondió un codazo en el abdomen, que lamentablemente para él vio el árbitro tico Walter Quesada, quien sin pensarlo dos veces también lo envió al camerino, situación que perjudicó a los aztecas porque perdieron 2-1 ante el equipo dirigido por Reynaldo Rueda Rivera en partido realizado en el Giant Stadium de New Jersey. (GG)

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras