Connect with us

Fútbol Nacional

Motagua se expone a castigo de dos años sin jugar en la liga

*Aseguran que van a demostrar con la liquidación que no hubo sobreventa de boletería

*Estadio estaba en manos de la policía desde el viernes, antes de la final.

*Información confirmada por una fuente de entero crédito dijo a MÁS de LA TRIBUNA que las urnas de boletería del portón 11 misteriosamente desaparecieron y que fueron entregadas al club 24 horas después del duelo.
El fútbol hondureño sigue de luto, lo que pintaba para fiesta terminó en nada, llanto y dolor tras la muerte de cuatro personas en el marco de la final del Clausura que al término de la misma se declinó a favor de Motagua, pero que fue empañada por ese hecho lamentable. Una fuente de Motagua que pidió el anonimato, por consejo de las investigaciones que se están realizando, reveló muchos detalles hasta ahora desconocidos.

UN MILLÓN DE LEMPIRAS DE MULTA
Y DOS AÑOS SIN MOTAGUA EN LA LIGA
El menos culpable de todo este asunto es el fútbol, el deporte rey es una fiesta que lamentablemente se ve empañado por este tipo de situaciones que abochornan al espectáculo llamado fútbol y cuyo gran objetivo es el sano esparcimiento.

No obstante como aquí todo es posible y la ley se tuerce de acuerdo a quien presiona entonces no sería extraño que pudieran sancionar al inocente simple y sencillamente para lavarse las manos y seguir haciendo daño el fútbol.

En el peor de los escenarios, por sanciones en la nueva ley de antiviolencia en los estadios de Honduras, FIFA y otros entes, el Motagua tendría que pagar 100 salarios mínimos en lempiras de multa, si a alguien se le antoja afirmar que hubo sobreventa de entradas, es decir, un millón de lempiras y dos años de suspensión.

Esto significaría la desaparición de uno de los grandes del fútbol hondureño, ya que los dirigentes anuncian que no aceparían tal sanción porque no se consideran los culpables.

¿QUÉ PROPICIÓ LA TRAGEDIA?
Apenas han pasado un par de días del suceso y hasta aquí la pregunta qué se plantean muchos es
¿Qué propicio la tragedia? En ese afán de buscar culpables se han llevado a muchos de encuentro, la respuesta no es tan difícil si nos detenemos a analizar lo sucedido.

Los acontecimientos se desarrollaron en las afueras del estadio Nacional, zona en la que la Policía nacional era la encargada de garantizar la seguridad, sin embargo esa “chamba” no se hizo de manera adecuada.

Todavía no hay culpables de la tragedia en la final de Honduras.

POLICÍA NACIONAL MANDÓ MENOS
EFECTIVOS DE LOS PROMETIDOS
Veamos punto por punto lo sucedido. En la conferencia de prensa brindada dos días antes del juego en la que estuvo presente dirigentes de Motagua y de la policía se determinó que iban a disponer 800 efectivos para garantizar la armonía en el estadio.

Al final solo enviaron a 600 elementos, ojo porque no solo disminuyeron el número de efectivos, sino que encima mandaron cadetes, es decir personas sin la vasta experiencia en este tipo de espectáculos que se vieron sobrepasados por la situación, ese no es un detalle menor.

Entonces habría que preguntarse ¿Está preparada la policía para manejar este tipo de eventos?
La respuesta es simple. No. Y se están encargando ellos mismos de demostrarlo porque este tipo de sucesos se repiten constantemente y no le han encontrado la vuelta al asunto.

Estamos claros que no es una misión fácil, pero no es menos cierto que en está ocasión los uniformados dilataron el ingreso al inmueble porque estaban pidiendo identidad algo que no se acostumbra y eso hizo más lento del proceso lo que provocó la desesperación de los seguidores que al darse cuenta que el partido había ingresado empezaron a forcejear por ingresar.

La CONAPID le entregó a la policía las llaves de todos los portones del estadio Nacional, el día viernes, 49 horas antes del juego de la final, y específicamente a un oficial de apellido Castellanos, entonces si alguien dio la orden de abrir los accesos tuvo que ser de la institución policial, eso nunca debió pasar.

Ojo no todo es malo, vale la pena destacar que hubo policías que si hicieron su trabajo porque no se trata solo de cuestionar lo malo, sino también reconocer el trabajo eficiente de algunos como el oficial que salvo la vida de varios niños.

CONFIRMAN QUE URNA DE BOLETOS DE
PORTÓN 11 DESAPRECIÓ MISTERIOSAMENTE
Además señalar que esto también se produce porque la gente acostumbra a llegar tarde al estadio y quieren ingresar de inmediato sin respetar a los que llegaron temprano.

Información confirmada por una fuente de entero crédito dijo a LA TRIBUNA que las urnas de boletería del portón 11 misteriosamente desaparecieron y que fueron entregadas al Motagua 24 horas después del partido, por lo que se abre el debate si fueron saqueadas, lo cierto es que justamente en esas urnas se encontraron muchos boletos falsos.

¿QUIÉN TENÍA LA AUTORIDAD
PARA SUSPENDER EL PARTIDO?
Hay versiones encontradas de personas, incluso no simpatizantes de Motagua y de otros clubes que hablan de falta de sensibilidad por parte de Motagua ya que consideran que el partido tuvo que suspenderse cuando empezaron los actos fatídicos en las afueras del Nacional.

Parar el duelo hubiese sido peor porque las personas que ya estaban dentro el inmueble se hubiesen unido a la histeria colectiva de la gente que en la afueras del estadio peleaban por ingresar.

En este caso, el único que tenía la autoridad para ejecutar esa acción, era el comisario Saúl Bueso Mazariegos, quien como persona encargada de la seguridad del inmueble era el único que podía dar la orden de suspender el duelo.
Algo no se hizo bien es una obviedad, no obstante las investigaciones de las autoridades correspondientes deben arrojar resultados lo antes posible porque de lo contrario la tragedia está al acecho en un futuro no muy lejano.

SOBRE VENTA Y FALSIFICACIÓN DE ENTRADAS
Los dirigentes de Motagua desde el pasado domingo, tienen pruebas que no se vendieron más boletos de los que tiene real capacidad el estadio Nacional. La emisión de entradas fue 25,000 una cantidad que ya ha soportado el inmueble.

Ojo solo se vendieron 22 mil en la localidad de sol, más un aproximado de 4,000 niños que entraron gratis y los que entraron por la fuerza tras los forcejeos con la policía.

Sin embargo que el estadio se haya llenado y que en las afueras siguieran personas pretendiendo ingresas supuestamente con boleto en mano deja claro que hubo falsificación de entradas las cuales ya deben estar en las manos de la policía porque incluso la dirigencia azul se ha encargado de hacerlas circular en sus redes sociales.

¿Y LOS CULPABLES?
La investigación debe establecer lo antes posible quien o quienes son los responsables de la falsificación de boletos que es una práctica común en nuestro medio y por la que nunca se han deducido responsabilidades, esperamos que ahora que este detalle conspiró para que cuatro personas perdieran la vida se empiece a trabajar sobre el asunto.

Los actos que acabaron en tragedia se dieron en las afueras del estadio Nacional y ahí los responsables de garantizar la seguridad son los cuerpos policiales y no porque este artículo así lo diga, sino porque así está establecido.

OTROS HAN PUESTO ENTRADAS
GRATIS, DESCONOCIENDO RIESGOS
Este tipo de eventos requieren un control especial de parte de FIFA, son regidos por un manual especial de seguridad, pero aquí las irresponsabilidades no tienen límites. Dirán que esto es “harina de otro costal”, sin embargo, en otros partidos ha habido entradas gratis al sector de sol, un equipo acostumbrado a estas prácticas es Olimpia puso entrada gratis para la vuelta de las semifinales contra el Honduras Progreso, afortunadamente esa noche llovió y los olimpistas se quedaron en casa, no me quiero ni imaginar si salen todos ¿quién hubiese sido capaz de controlarlos? También lo hizo en un juego oficial de Concacaf, por la Concachampions contra el Portland Timbers.

MILES, DENTRO DEL ESTADIO NO
SE ENTERARON DE LA TRAGEDIA
La gran mayoría adentro de la instalación deportiva, incluyendo jugadores, entrenadores, árbitros y algunos dirigentes, han declarado que desconocían lo que estaba sucediendo, ya que el hecho pasó minutos antes de iniciar la final, llamadas, “mensajitos”, “whatsapps” e incluso redes sociales, en los teléfonos móviles, no funcionan en el estadio Nacional, cuando hay una gran aglomeración de personas.

ADENTRO DEL ESTADIO
NINGÚN INCIDENTE
La seguridad dentro del estadio, de la que Motagua, respondían nunca falló, ningún incidente que lamentar, no hubo invasión de aficionados como en otras ocasiones en partidos de gran final, en las que hasta los mismos seguidores y barristas, alzan y recorren la copa con los jugadores que resultan campeones.

MOTAGUA Y SU AFICIÓN TAMBIÉN
TIENEN CUOTA DE RESPONSABILIDAD
Aunque se quiera demostrar lo contrario la policía es el mayor responsable, sin embargo no podemos pretender decir que Motagua y su junta directiva no tienen nada que ver, llevan toda una vida en el fútbol y ya tuvieron que haber aprendido la lección.

No es posible que la directiva azul entregue totalmente la seguridad de los aficionados a la policía y se desmarque del asunto a estas alturas del partido deberían saber que la policía necesita refuerzos y lo ideal es que los apoyen con seguridad privada para garantizar la vida de la fanaticada.

Otro tema es la mala costumbre de los seguidores de llegar tarde a los encuentros y pretender entrar de inmediato, de sobra se sabe que los accesos al Estadio Nacional son lentos y hay que llegar temprano.

LIQUIDACIÓN PARA DEMOSTRAR
QUE NO HUBO SOBREVENTA
La misma fuente revela que Motagua ya trabaja para presentar la liquidación a las autoridades correspondientes y establecer que no hubo sobreventa de boletos. Todo lo anterior se hará en una conferencia de prensa en la que darán a conocer todos los detalles.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional