Connect with us

Fútbol Nacional

Dos bicampeonatos agridulces para Motagua

Mala suerte o no, curiosidad o tragedia pero dos de los bicampeonatos del Motagua, en torneos cortos, nos traen malos recuerdos en el aspecto general porque están marcados por tragedias naturales, o por situaciones de sobrecupo en el Estadio Nacional.

En ambos casos la celebración del Motagua se vio opacada por la muerte de personas afines al club, como sucedió en octubre de 1998 con la llegada del Huracán Mitch y lo más reciente el domingo con el fallecimiento de cuatro aficionados por asfixia queriendo ingresar a un estadio que ya estaba lleno hasta la bandera.

UN MITCH PARA EL OLVIDO:

El huracán Mitch fue uno de los ciclones tropicales más poderosos y mortales que se han visto en la era moderna, teniendo una velocidad máxima de vientos sostenidos de 290 km/h. El Mitch pasó por América Central del 22 de octubre al 5 de noviembre en la temporada de huracanes en el Atlántico de 1998. Desgraciadamente para los amantes del fútbol en pleno Huracán Mitch se definía al campeón del Clausura 1997-1998, curiosamente la primera final oficial entre los dos más grandes del país, Olimpia y Motagua, sin embargo a pesar del temporal se tuvo que definir al campeón, hecho que sucedió con aquel golazo de tiro libre de Reynaldo Clavasquín, un gol de oro que daba a los azules la sexta corona en Liga Nacional.

Pese a la alegría de ganar la primera final al Olimpia la celebración fue casi nula, el país se unía para soportar la peor desgracia natural en los últimos 100 años, lo deportivo pasó a un segundo plano, a pesar de que los aficionados que no tenían parientes víctimas del huracán si lo hacían en forma privada, pero la directiva que dirigía Eduardo Atala celebraron en forma modesta y privada, respectando el dolor que atravesaban muchos hondureños que perdían a sus familiares en forma trágica.

BICAMPEONATO DE CUATRO MUERTOS:

Casi dos décadas después el Motagua celebra su tercer bicampeonato en torneos cortos, pero lo hace en forma modesta, ya que previo al juego desgraciadamente cuatro aficionados del club perecen en la entrada del estadio queriendo ver a su equipo coronarse con su Copa 15.

Todavía no se esclarece las causas de la sobreventa de boletos en el juego entre Motagua y Honduras Progreso aunque la dirigencia del bicampeón nacional asegura que hubo falsificación de los mismos, algo que ellos le comunicaron a la Policía Nacional.

Al margen de los responsables del hecho hay cuatro víctimas mortales: Carlos Alfonso Torres Mendoza (58), Olman Cálix, José Vidal Zúniga Espinoza y Tomás García (40), mientras los heridos fueron identificados como German Owaldo Pastor (48), Geydi Izcano (23), Claudia Velásquez (29), Karol Alejandra (29), Jesús Alberto Méndez (23), Arles Banegas (19),Víctor Manuel Ramírez (29) y Maryuri Godoy.

COSTA RICA-HONDURAS PUDO SER TRÁGICO:

Un hecho similar al ocurrido el domingo en la final entre Motagua y Honduras Progreso se pudo escenificar el domingo 1 de julio del 2001 cuando el clásico centroamericano entre Honduras-Costa Rica se realizaba a estadio lleno, pero con más de cinco mil ticos con boleto en mano que no ingresaron al estadio por lo que denunciaron un boletazo de parte de la entonces Federación Autónoma de Fútbol Honduras (Fenafuth).

La diferencia en aquella ocasión es que los visitantes no se abalanzaron sobre los portones exigiendo su ingreso, sino hubiese sido una tragedia sin precedentes en juegos eliminatorios de Copa del Mundo.

En ese momento todos los medios informativos, especialmente La Tribuna dio cobertura a este hecho doloso contra aficionados hondureños y ticos, sin embargo el escándalo duró poco y hasta hoy lo volvemos a mencionar como un hecho que no se corrigió en el pasado y hoy lo lamentamos en la Liga. (GG)

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional