Connect with us

Fútbol Nacional

Policía héroe evitó muerte de niños en la final de Honduras

La tragedia en la previa de la final del torneo Clausura del fútbol de Honduras pudo ser mayor, de no ser por la gran labor que realizó el inspector de la Policía Nacional de Honduras, Herbert Antonio Lagos Ordoñez.

El uniformado quien estaba a cargo de la seguridad del portón 11 del estadio Nacional, sacó fuerzas de flaqueza para ayudar a los menores y salvó a más de 10 niños durante la avalancha humana.

Lagos Ordoñez, desde el portón pudo cargar varios infantes que eran lanzados por sus padres y ponerlos a salvo ante la estampida de los urgidos aficionados.

“Ver los niños que me pedían ayuda, verlos a ellos pequeños de hasta dos años me dio fuerzas, en ese momento sabía que como autoridad la gente no me iba a respeta y mucho menos les importaba la vida del niño”.

Recordó que mientras cargaba a los menores y se los pasaba a sus padres, solo pensaba en el peligro inminente al que se sometía.

“Yo sabía que si me caía junto con el niño, íbamos a morir los dos”, dijo el inspector policial.

Explicó que su trabajo era supervisar que los aficionados no ingresaran nada prohibido al estadio y así evitar revueltas.

“Era tanta gente que entraba y falta de educación de nuestros ciudadanos”, lamentó el elemento de seguridad.
Acotó que durante el hecho violento que dejó cuatro muertos, “la gente se aglomeraba y comenzaba a ejercer presión para poder entrar, sin respetar”.

Para el inspector, si la población hubiera continuado con la fila sin presionar para entrar no se hubiera ocasionado tanto daño.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional