Connect with us

Automovilismo

Castroneves lidera una actuación antológica de los pilotos latinoamericanos

El piloto brasileño Helio Castroneves se quedó de nuevo a menos de un segundo de conseguir su cuarto título en la legendaria carrera de las 500 Millas de Indianápolis, que llegó a la 101 edición.

Solo le separaron cinco vueltas del triunfo que le hubiese colocado al lado de los legendarios A.J. Foyt, Al Unser y Rick Mears, ganadores de cuatro títulos.

Pero Castroneves, como había adelantado en entrevista con la Agencia EFE en su visita a Houston, hizo una carrera brillante, plena de inteligencia, una gran estrategia, un equipo que realizó un trabajo enorme, pero que al final le faltó el factor suerte, que también es necesario a la hora de definir al vencedor.

No importó que Castroneves saliese desde la posición número 19, en la fila siete de la pole, el piloto brasileño, como anticipó se valió de clase, paciencia y poco a poco fue remontando hasta dejar por detrás a todos los rivales más importantes.

Al final, aunque lo intentó en las cinco últimas vueltas de adelantar al japonés Takuma Sato, no lo pudo conseguir, pero el piloto de 42 años, 17 participaciones en Indianápolis, volvió a ser el mejor del equipo Penske y el único monoplaza con motor Chrevolet, que pudo competir tú a tú con el Honda, que fue el triunfador.

Cierto que no consiguió el título que lo hubiese hecho más inmortal de lo que ya lo es como piloto de la IndyCar, pero a sus 42 años, Castroneves con los 96 puntos que recibió como segundo clasificado ya es el líder de la general en lo que va de temporada de la IndyCar (245 puntos).

“Honestamente estaba convencido que podíamos ganar, pero al final no ha podido ser, aunque todo el equipo ha realizado un trabajo excepcional al conseguir la mayor remontada en mi carrera en lo que se refiere a la salida”, declaró Castroneves, que se proclamó campeón de las 500 Millas de Indianápolis en el 2001, su año de novato, en el 2002 y en el 2009. “Ahora a pensar en la próxima carrera”.

Pero si Castroneves brilló de manera especial también lo hicieron otros cinco pilotos latinoamericanos que compitieron y que quedaron entre los 15 mejores, incluidos cuatro entre los 10 primeros, algo histórico y que nunca antes había sucedido.

Su compatriota Tony Kanaan, campeón en la edición del 2013, también compitió al máximo con el equipo de chip Ganassi Racing y motor Honda para ocupar la quinta posición y estar siempre en la lucha por conseguir la victoria.

Castroneves ya había pronosticado que su compatriota haría una buena carrera por la clase que tiene como piloto y por el buen motor Honda que llevaba su monoplaza.

Tras la entrada de Kanaan, de 42 años, otro piloto legendario latinoamericano, el colombiano Juan Pablo Montoya, que volvió a la competición IndyCar para la carrera más importante del año en Estados Unidos, le siguió al cruzar la línea de meta y demostró una vez más que es un piloto excepcional con una gran clase conocimientos.

Montoya, de 41 años, ganador de la edición del 2000 como novato y la del 2015 como gran veterano, volvió a correr con el equipo Penske y motor Chrevolet, para ocupar el sexto lugar

Sus compatriotas, los jóvenes valores Gabby Chaves, de 23 años, que corrió con el equipo Harding Racing, entró en el noveno puesto, mientras que Carlos Muñoz, de 25 años, que lo hizo con el de A. J. Foyt Enterprises, fue décimo.

Tanto Chaves como Muños confirmaron que siguen creciendo como pilotos son el futuro garantizado que el automovilismo colombiano y el latinoamericano tienen dentro de la competición de la IndyCar.

Sin olvidar a otro joven valor colombiano, el piloto Sebastián Saavedra, de 26 años, que también hizo una gran carrera y con el monoplaza del equipo de Juncos Racing ocupó el decimoquinto puesto.

Todos ellos mejoraron sus posiciones en la clasificación general de la series IndyCar.

Cierto que el piloto japonés Takuma Sato se proclamó ganador de la 101 edición de las 500 Millas de Indianápolis y el español Fernando Alonso fue la estrella inesperada de la Formula Uno que se encargó de vender entradas e imagen, aunque al final no pudiese acabar la carrera al romper el motor Honda de su monoplaza.

Pero los que realmente hicieron historia y fueron siempre protagonistas durante toda la carrera más importante del calendario automovilístico en estados Unidos fueron dos pilotos brasileños y cuatro colombianos.EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Automovilismo