Connect with us

Automovilismo

Le Mans, escenario de la primera carrera de motociclismo adaptado a discapacitados

Parapléjico desde 2003, cuando a los 21 años sufrió un accidente de moto, Stephane Paulus estará en la salida de una competición de velocidad sobre dos ruedas, en la primera carrera de motociclismo adaptado a discapacitados, en Le Mans.

El circuito Bugatti será el escenario donde compitan 29 motoristas -entre ellos una piloto finlandesa, la única mujer-, en una carrera organizada en el marco del Gran Premio de Francia, en el que este sábado se disputan las clasificaciones de las tres categorías del Mundial.

“Será una gran ocasión para mostrar al público la pasión intacta de los pilotos discapacitados que participan en esta carrera”, señala Stephane Paulus, presidente de la asociación Handi Free Riders.

En la línea de salida habrá 14 parapléjicos, once pilotos con los miembros inferiores amputados y cuatro sin con los miembros superiores, además de uno con una parálisis en el plexo braquial izquierdo.

Cada moto estará modificada en función de la discapacidad de su piloto.

“Para un parapléjico que no puede usar sus miembros inferiores, se sube al manillar el cambio de velocidades y el freno trasero, mientras que los pies son sostenidos por sistemas de agarre utilizados en el ciclismo de montaña”, explicó Paulus, artífice de esta carrera, que busca conciliar el motociclisamo de competición con la discapacidad física.

Para los amputados y los hemipléjicos, los mandos se sitúan a derecha o izquierda de la moto en función de sus necesidades.

Todos deberán completar 8 vueltas a la pista -por 28 en la categoría reina, MotoGP-. Debido a que muchos no se pueden sostener de pie, la salida se efectuará lanzada.

– Demostraciones de ‘Stunt’ –
“Es el resultado de varios años de trabajo”, recuerda Emiliano Malagoli, que lleva una prótesis de titanio en la pierna derecha desde 2011, cuando sufrió un accidente de coche.

“Podemos ofrecer un gran espectáculo, estoy seguro”, añadió este piloto italiano, que preside la asociación ‘Diversamente Disabili’, que tiene como objetivo iniciar en el mundo de los dos ruedas a niños discapacitados.

“Mi asociación está dedicada a los motoristas que, tras un accidente, se encuentran en situación de discapacidad (paraplejia, hemiplejia o amputación) y desean regresar con la moto a los circuitos”, añade Paulus, sobre ‘Handi Free Riders’.

“Hasta hoy, ninguna carrera de pilotos con movilidad reducida ha sido organizada con ocasión de un gran premio de envergadura mundial”, añadió.

El promotor del Gran Premio de Francia de MotoGP, Claude Michy, había contactado con Paulus por sus demostraciones de ‘Stunt’ (disciplina en la que el objetivo es encadenar figuras de acrobacia sobre la rueda trasera o delantera) durante el fin de semana de la carrera.

“El Gran Premio de Francia es una prueba de gran éxito, con más de 100.000 espectadores que acuden al circuito de Le Mans”, añade Paulus, sobre la oportunidad que tienen por delante.

A largo plazo su objetivo es seguir dando a conocer su asociación y quizás buscar desarrollarla en otras disciplinas como el cross o el enduro.

Deja tu comentario

Recomendamos - Automovilismo