Connect with us

Más de Honduras

Así se vivió el doloroso y amargo descenso del Social Sol

 

Pocos se podrían imaginar que después de un inicio esperanzador en Tegucigalpa donde tuvieron contra las cuerdas al Olimpia, el Social Sol solo iba a durar nueve meses en la máxima categoría del fútbol hondureño. Las malas decisiones de su junta directiva quienes creyeron que con jugadores de la Liga de Ascenso darían la batalla los confinó a regresar por donde vinieron.

Comenzaron su aventura con Carlos Caballero en el banquillo técnico, lo merecía ya que él había logrado el ascenso pero cuando hubo que hacer el relevo en el cargo se decantaron por su asistente, Gustavo Gallegos quien no tenía los galones suficientes para aguantar la presión que se le venía.

Y ya de cara al decisivo torneo Clausura tampoco hicieron las contrataciones suficientes que le dieran equilibrio y experiencia al club. Después se trajo al colombiano Horacio Londoño que hacia menos de siete meses había hecho morder el polvo al Victoria de La Ceiba y ni siquiera alcanzó a pararse en el área técnica porque Gallegos no les había dado el finiquito de solvencia.

Tras la salida del entrenador sudamericano apostaron por Airon Reyes que hizo mejor las cosas que todos sus antecesores pero no fue suficiente para dejar al equipo de Olanchito en la Liga Nacional.

Social Sol se une al Hispano (2005-06), Federal (1999-2000), Palestino (1997-98), Atlético Indio (1991), Sula (1984), Atlético Portuario (1979), Tiburones (1978), Campamento (1976) y Atlántida (1974) en ser los únicos clubes que descendieron la misma temporada en la que llegaron a la Liga Nacional.

Por GEOVANNY HERNÁNDEZ
@geohernandez

Fotos: ESAÚ OCAMPO URBINA

Estas dos jóvenes aficionadas se muestran desconsoladas mientras su madre se cubre el llanto.

 

Jugadores del Motagua trataron de dar palabras de ánimo a sus colegas

Melvin Matamoros sonó el pitazo final y comenzaron las lágrimas de los “comejamo”.

El defensor Bryan Castro se mostró solidario con sus compañeros.

Airon Reyes consuela a cada uno de sus jugadores tras no poder ganarle a Motagua.

El portero suplente del Social Sol era un mar de lágrimas después de finalizado el encuentro.

Airon Reyes hizo lo que pudo para salvar a su equipo con las pocas armas que le dio la directiva.

La última oración que hicieron los miembros del Social Sol en la Liga Nacional.

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras