Connect with us

Más de Honduras

¡Jerry Palacios cuenta cómo resolvió el secuestro de su esposa e hijos!

En entrevista con el programa costarricense “Al pie del Deporte” que dirige el reconocido periodista Everardo Herrera, el hondureño Jerry Palacios contó detalles de uno de los capítulos más angustiosos de su vida: el secuestro de su esposa y sus dos hijos.

De acuerdo con lo revelado a Herrera, Jerry, actual jugador de Vida y mundialista con Honduras en 2010 y 2014, debió pagar una fuerte suma dinero a los secuestradores después de días zozobra para volver a reunirse con sus seres amados.

Es preciso recordar que la familia Palacios ya perdió a un miembro, cuando en 2008 Edwin, el más pequeño de los hijos, fue asesinado por sus captores en un crimen que estremeció a Honduras y al mundo entero.

“Fue una situación muy dura la que vivimos, fue en el 2012, yo estaba jugando en el Marathón. Recién había regresado de la liga china tras 3 años para poder volver a la selección”.

“Nosotros ya lo habíamos vivido con mi hermano menor que como se sabe lo asesinaron, y nos volvió a pasar, por lo que decidí no hacerlo público en su momento. En la Liga habían como 4 o 5 personas que sí sabían, pues yo tuve la confianza de contarles”.

“Yo estaba viviendo en San Pedro Sula, mis dos hijos estaban con mi esposa, uno de ellos de mes y medio de nacido, ella iba para la escuela a dejar a mi hijo mayor, no podía dejar solo al menor, tenía que llevarlo con ella”.

“A unos 200 metros del colegio de mi hijo mayor, la interceptaron, la montaron a otro carro y se la llevaron. Fueron ocho días exactos que estuvieron lejos de mí. Ese mismo día del secuestro, yo iba llegando a la sede del club, en aquel entonces el entrenador era Ramón “Primitivo” Maradiaga”.

“Como costumbre siempre que no estoy en la casa, yo la llamo o ella me llamaba, era una rutina, yo lo vi normal, pero me sorprendo cuando escuché la voz de un hombre en el teléfono de mi esposa”.

“Me dijo que era un secuestro, que me iba a marcar dentro de tres horas y yo tenía que contestarle. El club, mis compañeros y el técnico me dieron todos los medios para yo regresarme a la capital ese mismo día”.

“Tardamos negociando unos cinco o seis días, ellos tenían una cifra, yo otra pues no podía conseguirla. Gracias a Dios ellos se tocaron el corazón, muchos medios y personas reconocidas ejercieron presión, pues había un niño muy pequeño y ya mi familia había pasado por eso”.

“La gente nos apoyó, acá en Honduras la gente tiene gran respeto y admiración por nosotros. No se pagó ni un dólar ni un lempira y pudimos terminar algo que al principio fue feo pero gracias a Dios a estas alturas ya fue superado”, contó Jerry Palacios, sin revelar la cantidad exacta que pagaron por el rescate.

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras