Connect with us

Fútbol Nacional

En Costa Rica piensan que derrota de Honduras es un “arma de doble filo”

El camerino de la selección de Costa Rica afronta la visita a Honduras con más cautela que de costumbre. La paliza de 6 por 0 que le propinó Estados Unidos puede marcar dos realidades: Que los catrachos se derrumben con facilidad o que asuma el cotejo ante Costa Rica, su archirrival, como el único chance de lavarse la cara luego de una noche de pesadilla.

El vendaval que apenas hacía tambalear a Jorge Luis Pinto antes del duelo del pasado viernes se convirtió en un tornado con una fuerza demoledora después de la paliza en suelo norteamericano. La crítica más ácida salió a relucir en los medios hondureños y el ambiente se torna pesado para los catrachos.

Por si fuera poco, el equipo es último de la eliminatoria y necesita puntuar para no quedar rezagado en la tabla de posiciones. Costa Rica deberá jugar con todos estos factores para salir fortalecido de San Pedro Sula.

“Al ver el marcador de Honduras (0-6) y el de nosotros en México (0-2) hace que ambos equipos lleguen dolidos. En el caso nuestro, queremos los tres puntos”, recalcó el volante David Guzmán.

“Tenemos que buscar los tres puntos, no tenemos margen de error. Hay que ir al ataque”, dijo David Guzmán
Aunque la carga emocional de los seis goles en contra seguirá rondando por la cabeza de los futbolistas, también es cierto que la única manera de hacer olvidar la peor goleada de la historia es con una victoria épica, y qué mejor manera de lograrlo que frente a un rival como Costa Rica.

“No es fácil asimilar una derrota como esa. Creo que será un arma de doble filo porque ellos van a querer lavarse la casa, sabemos el tipo de partido que nos vamos a encontrar en Honduras”, avisó el defensor Michael Umaña.

Dentro de la perspectiva inicial, la Sele pretende dar un golpe que sería fatídico para los catrachos: anotar primero.

Al interpretar el discurso de los futbolistas, se recalca la necesidad de no encerrarse en Honduras y menos aun ceder la iniciativa en los primeros minutos, tal como sucedió ante los aztecas.

También es evidente que Honduras ha tenido serios problemas para sostener el cero atrás, y cuando le anotan, al equipo le cuesta ser equilibrado.

Lo reconoció Jorge Luis Pinto, en su llegada al aeropuerto de San Pedro Sula, tras la estrepitosa derrota.

“El estado emocional y la concentración fallaron, no sé si por el nerviosismo de los primeros goles o qué, y nos descompusimos emocional y futbolísticamente”, explicó el catracho.

Ciertamente, a la falta de conjunto se unen las pocas individualidades que presenta la selección catracha para marcar diferencia de la mitad del campo hacia adelante.

En ese sentido, Costa Rica posee una estructura táctica definida y un proceso con jugadores que se conocen y que han asumido el peso del plantel en el funcionamiento defensivo y en el ataque.

“Vamos con la mentalidad de ganar. Sabemos que ellos vienen muy golpeados y tenemos que aprovechar esas cosas. Igual, sí queremos lograr la clasificación tenemos que salir a ganar”, insistió Guzmán.

Costa Rica afronta el duelo con la baja de Johnny Acosta por acumulación de tarjetas amarillas. Es probable que esta ausencia se supla con la presencia de Kéndall Waston en el centro de la zaga.

Machillo dejó entrever antes del enfrentamiento ante México que haría rotaciones de un partido a otro, debido al cansancio acumulado y a las características del rival que tendrá enfrente. (Cortesía La Nación, Costa Rica)

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional