Connect with us

Más de Honduras

Conozca a los futbolistas de Honduras enlutados por la ola de violencia

El dolor que vive en este momento el seleccionado Sub-20 Denil Maldonado abre una vieja herida, la de aquellos futbolistas hondureños que han perdido un familiar cercano a manos de la violencia.

Son muchos los casos de jugadores que han perdido un familiar por la delincuencia común, situación que en Honduras se ha vuelto el “pan de cada día”.

Incluso, algunos ha vivido esta amarga experiencia estando afuera del país, ya se jugando en un club o representando a Honduras en una selección nacional.

Por ello, diario MÁS presenta a continuación un recuento de los casos más recientes y sonados.

Hermano de Emil Martínez

Abrahám Martínez, hermano de Emil Martínez, exfutbolista de Marathón y la Bicolor, fue ultimado en el mercado Dandy de San Pedro Sula mientras realizaba compras en el año 2012. Al momento del hecho Emil se encontraba en China jugando con el equipo Hunan Billows.

Hermano de Wilson Palacios

El planeta enteró se horrorizó con la muerte de Edwin Palacios, el menor de una familia de hermanos futbolistas que completan por Wilson, Johnny y Milton. En 2007 fue raptado de su casa y los secuestradores exigieron una fuerte cantidad de dinero para liberarlo.

A pesar de pagar el rescate Edwin no fue devuelto a su familia, siendo sus restos mortales localizados tiempo después. Nunca se dio con los responsables. Mientras todo esto pasaba Wilson era parte del Birmigham de Inglaterra, previo a fichar por el Wigan.

Papá de Darwin Arita

Para el delantero de Real España, Darwin Arita, 2016 será siempre un año triste por haber perdido a su padre, José Norberto Arita Bueso, a manos de delincuentes.

El señor Arita, quien se desempeñaba en labores de materia de seguridad, fue asesinado a balazos por desconocidos dentro de su vehículo, enlutando nuevamente a la sociedad y al fútbol hondureño.

Papá de Walter Martínez Betanco

Otro que lloró el año pasado a causa de la violencia que controla al país fue Walter Martínez Betanco, jugador de Marathón, cuyo padre, José Francisco Martínez, fue asesinado a balazos en Santa Bárbara.

Lo más lamentable es que el futbolista se encontraba en ese momento jugando con Marathón, ante Motagua, un partido por el repechaje del torneo Apertura. La noticia le fue dada tras el partido.

Hermano de Rubilio Castillo

El año pasado el delantero de Motagua y la selección mayor, Rubilio Castillo, perdió en un accidente de motocicleta a su hermano Agapito, pero una década atrás su hermano mayor fue víctima de la ola de violencia, generándole un gran vacío.

Primo de Amado Guevara

Carlos Ovidio Guevara, primo del excapitán de Motagua y la selección de Honduras, Amado Guevara, fue abatido a tiros en diciembre de 2013 en el barrio El Pedregalito de Comayagüela.

Además de ser familia de Amado, era hijo de Ovidio Guevara, un respetado exdirigente del fútbol de la Liga de Ascenso. El malogrado joven había jugado en equipos como Motagua y Universidad con mediano éxito.

Hermano de Jorge Bodden

Uno de los casos más conocidos fue el del delantero de Valencia (Liga de Ascenso) y la Sub-17 de Honduras, que en 2013 hizo historia llegando a los cuartos de final de la Copa el Mundo de Emiratos Árabes Unidos.

Un día después de partir al Mundial, mientras estaban en la preparación en Alicante, España, Jorge recibió la infausta noticia de la muerte de su hermano José Fasty Bodden de 15 años.

Ya en el Mundial Sub-17 Jorge hizo goles claves para Honduras, como el que le dio el agónico empate 2-2 ante Eslovaquia; o el histórico tanto con que derrotaron 1-0 a Uzbekistán para meterse entre las ocho mejores del mundo.

Es preciso aclarar que la muerte de José Fasty Bodden no fue producto de la violencia, pero el caso conmovió tanto al país que por eso fue incluido en este reportaje.

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras