Connect with us

Béisbol

Llega el décimo

Por: Jacobo Goldstein

Meses atrás escribí acerca de cuántos beisbolistas hispanos habían ingresado al Salón de la Fama. Comencé con Ted Williams, cuya madre era mexicana y que fue seleccionado en el año 1966. El puertorriqueño Roberto Clemente fue inducido en 1973 y en 1983 fue nombrado el lanzador dominicano Juan Marichal. En 1984 fue inducido el venezolano Luis Aparicio. En 1991 fue seleccionado el panameño Rod Carew y en 1999 se designó al puertorriqueño Orlando Cepeda. El cubano Tany Pérez ingresó al Salón en el 2000. En el 2011 le tocó el turno al puertorriqueño Roberto Alomar y en el 2015 le tocó el honor al lanzador dominicano, Pedro Martínez.

Fueron nueve los latinos que entre 1966 y el 2016 fueron electos para ingresar al Salón de la Fama. Ahora, esa cifra ya subió a 10, pues en el mes de enero del 2017, fue escogido el puertorriqueño Iván (Purge) Rodríguez, receptor dominicano, para ser el décimo hispano invitado a formar parte del máximo gran recinto beisbolero.

Iván ha sido uno de los mejores receptores de nuestra era. Llegó a las mayores en 1991 y durante 21 temporadas fue un tremendo receptor. Se inició jugando con los Llaneros de Texas, después pasó a los Peces de Florida y después jugó con los Yankees de Nueva York, los Tigres de Detroit, Astros de Houston y finalizó su brillante carrera en el 2012 jugando con los Nationals de Washington.

Él jugó en el Partido de las Estrellas en 14 ocasiones y 13 veces fue nombrado el mejor receptor en materia de fildear. Bateó para un respetable promedio de 296 impulsó 1332 carreras y conectó 311 jonrones. En 1999 fue nombrado el Jugador Más Valioso de la Liga Americana y en el 2003, con los Marlins de Florida, se coronó campeón de la Serie Mundial. Además, Iván tiene el récord de las grandes ligas de más partidos (2,844) jugados como receptor. Felicidades Iván y bienvenido al “Salón de los Grandiosos”.

Deja tu comentario

Recomendamos - Béisbol