Connect with us

Fútbol Nacional

Arturo Tábora: “El gol anotado por Olimpia fue legítimo”

El exarbitro Arturo Tábora se refirió a la acción polémica originada en el clásico entre Olimpia y Motagua, cuando un aficionado ingresó a la cancha dominando un balón en el momento que los “albos” lograron empatar. Tábora opinó que “el árbitro actuó en base a ley al haber dado por valido el gol, porque la persona que ingresó no interfirió en nadie”.

Manifestó que el único que tiene la potestad de parar el partido es el árbitro “Pero nadie de los jugadores del Motagua levantó la mano, estaban más metidos en el juego que en la acción del aficionado”.

LO QUE DICE LA REGLA

LAS REGLAS DEL JUEGO FIFA 2015/16, en su artículo 5 relativo a “El Árbitro”, en el apartado “Poderes y Deberes”, pág. 25, se dice lo siguiente:

“El árbitro interrumpirá, suspenderá o abandonará el partido cuando lo juzgue oportuno, en caso de que se contravengan las Reglas de Juego (…) y por cualquier tipo de interferencia externa”.

Es claro que la interrupción del juego, como es el caso que se trata, no se produce por una relación automática de causa-efecto, sino que es cuando el árbitro “juzgue oportuno”. Y luego se matiza como causa para ello la “interferencia externa”, como podría ser el caso de un segundo balón o cualquier otro objeto ajeno al juego. Es por ello, por lo que queda a criterio del árbitro la consideración de dicha interferencia.

Posteriormente, en la “INTERPRETACIÓN DE LAS REGLAS DEL JUEGO Y DIRECTRICES PARA ÁRBITROS”, respecto a esta Regla 5 “El Árbitro”, “Poderes y deberes”, pág. 72, se aclara el texto de la regla 5 con las siguientes puntualizaciones:

“En caso de que un balón adicional, un objeto o un animal entre en el terreno de juego durante el partido, el árbitro deberá interrumpir el juego únicamente si dicho balón, objeto o animal interfiere en el juego. El partido se reanudará con un balón a tierra (…). Si un balón adicional, un objeto o un animal entra en el terreno de juego durante el partido sin interferir en el juego, el árbitro ordenará retirarlo en cuanto sea posible”.

Con este texto se matiza la regla general, insistiéndose en que la detención del juego es a criterio del árbitro, según considere, o no, que esa “interferencia externa”, que incluso se detalla como “un balón adicional, un objeto o un animal”, interfiera o no en el juego.

La interpretación del árbitro
Se trata, pues, de una interpretación, como tantas otras, del árbitro. Es el árbitro quien debe juzgar si ese segundo balón, si esa “Interferencia externa”, interfiere en el desarrollo normal juego o no. Y como tal interpretación, habrá situaciones donde sean muy claras y otras donde sean más confusas y den lugar a discrepancias.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional