Connect with us

De Todo Un Poco

Atenas, Londres o Rio: ¿Cómo será el legado de las candidatas a los Juegos 2024?

Lausana, Suiza | AFP.- Entre la dinamización de Barcelona, las sedes abandonadas de Atenas, el exitoso plan de Londres y las numerosas interrogantes tras Rio, la herencia dejada por las citas olímpicas ha variado mucho de una ciudad a la otra, dejando varias lecciones a las candidatas a albergar los Juegos de 2024.

París, Londres y Budapest compiten por organizar esta edición olímpica. El ganador se anunciará en septiembre en Lima.

– Atenas 2004, las nuevas ruinas –

“En Atenas, como en Sochi, no se pensó en el después de los Juegos”, señala el historiador francés Nicolas Bancel, profesor de la Universidad de Lausana de historia del deporte.

“Además, las infraestructuras han sido muy costosas de construir, pero tampoco muy durables en el tiempo”, añadió.

“El caso de Atenas es particularmente claro porque la mayoría de los equipamientos, construidos en la periferia, no fueron reutilizados. El espectáculo de estas nuevas ruinas atenienses es lo que hizo reflexionar”, detalla Bancel.

Otro especialista del movimiento olímpico, Jean-Loup Chappelet, director del instituto de estudios en administración pública de la Universidad de Lausana, hace un balance más positivo: “Sí, hay algunos elefantes blancos en Atenas, pero también hay cosas positivas; transportes, recorridos peatonales alrededor de la Acrópolis, etc”.

“Más de dos tercios de los griegos juzgaron como positivos los Juegos en un sondeo realizado diez años después, incluso cuando se citaron los costos”, añade.

– Londres 2012, positivo con matices –

Para Chappelet, el balance de los Juegos de Londres, con las mejoras en el este de la ciudad, “es globalmente positivo, pero el estadio olímpico ha sido muy difícil de reutilizar y su transformación para el equipo de fútbol del West Ham ha sido muy cara”.

Sebastian Coe, presidente del comité de organización de aquella cita, creía que el día siguiente de los Juegos en la capital británica podría “medirse con Barcelona” y que en los dos casos “los Juegos transformaron la ciudad en profundidad”.

Christophe Dubi, director de los Juegos en el Comité Internacional Olímpico (COI), puntualiza los problemas con la herencia “inmaterial”.

“La organización hizo la promesa de inspirar a una nueva generación, lo que han hecho con un cambio en la práctica deportiva en las escuelas. Pero el aliento ha caído y esta herencia no se ha materializado completamente”, explica.

– Sochi 2014, el cambio de perspectiva –

Considerados los Juegos más caros de la historia (50.000 millones de dólares), la cita olímpica de invierno de Sochi 2014, organizada en una ciudad turística de invierno y verano, busca encontrar el uso a sus lujosas instalaciones.

Si Sanki (saltos de esquí, bobsleigh) está reservado al entrenamiento de los atletas, la sede de Rosa Khutor recibió 800.000 visitantes en el invierno pasado y 1,1 millones durante el verano, según las cifras oficiales.

En la costa, la Fisht Arena, donde se celebró la ceremonia de apertura, ha sido completamente renovada y recibirá partidos del Mundial de fútbol Rusia 2018.

Pero Dubi admite que Sochi supuso un cambio de perspectiva en el COI. “A partir de entonces se incitó a las ciudades candidatas a utilizar las infraestructuras existentes, temporales e incluso fuera de la ciudad”, explica.

– Rio 2016, el reto de la transformación –

Incontestablemente los Juegos permitieron a Rio mejorar su red de transportes, su oferta turística, con un parque hotelero mayor, y su urbanismo, con la rehabilitación de la zona portuaria.

Pero en lo referente a la utilización de las instalaciones deportivas todo es mucho más confuso. Las diferentes autoridades se tiran la pelota y no han establecido fechas para los trabajos de adaptación.

El Arena do Futuro (sede del balonmano), construido con materiales prefabricados, debería transformarse en cuatro escuelas en los barrios pobres de Rio. El comité de organización confirmó que el proyecto está vigente pero que el ayuntamiento de Rio, cuyo equipo ha sido renovado tras las elecciones municipales de octubre, lo tiene en fase de estudio.

Además el parque olímpico está cerrado desde el final de los Paralímpicos y abrirá por primera vez el 5 de febrero para un partido de exhibición de voley playa.

El mayor interrogante es el estado de abandono del Estadio Maracaná, debido a un embrollo político-jurídico entre Rio 2016 y la empresa que tiene la concesión.

“El plan de herencia de Rio es bueno, hace falta que se materialice”, subraya Dubi, para el que existe “un desafío mayor en reutilizar lo que ha sido construido”.

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco