Connect with us

Más de Honduras

Revista española Don Balón realiza reportaje al hondureño Carlos Pavón Plummer

Por ser el máximo goleador histórico de la selección de Honduras y uno de sus mejores legionarios, la revista Don Balón, la más prestigiosa de España, le realizó un reportaje a Carlos Pavón Plummer. A continuación el texto íntegro.

Con nombre de histórico jugador brasileño, Carlos Alberto, nació en La Lima, Cortes, Honduras, un 9 de octubre de 1973. Sus padres son Blanca Nieves Pavón Macedo y el ex futbolista costarricense Allard Plummer, quien militó en el Club Deportivo Marathón en la década de los 70’s, y donde fue uno de los goleadores de la Liga Nacional de Fútbol de Honduras.

Plummer sin embargo, no tuvo la oportunidad de ser parte de la vida de su hijo, ya que emigró a los Estados Unidos, por lo que Carlos Pavón se crio únicamente al lado de su madre y nuestra Leyenda de hoy decidió cambiar el orden de sus apellidos y aunque también hubiera podido representar a Costa Rica a nivel internacional, nunca intentó hacerlo.

A los 15 años de edad se probó con el Olimpia, que dirigía en ese entonces el afamado técnico catracho Chelato Ucles, que no le vio condiciones… Sin embargo uno de los dirigentes del Real España, Sergio Amaya, que lo vio en dichas pruebas le dijo que si le interesaba irse a jugar a ese equipo, a lo que Pavón Plummer inmediatamente dijo que sí. Ahí comenzaría una grata historia entre este equipo de la Primera División en Honduras y el que después se convertiría en uno de los goleadores históricos de esta institución con más de 100 goles.

Debutó el 30 de mayo de 1992 contra el Marathón al cual le hizo un gol. En esa época Pavón tuvo la oportunidad de jugar a la par de Martín Castro, Gustavo Gallegos, Hugo Aguilar, Arriola Carter, Camilo Bonilla, Reynaldo Hill, Luis López, Washington Hernández, Milton Flores entre otros buenos jugadores que tenía el Real España.

En esta primera etapa con “La Máquina”, Pavón logró un título en la temporada del 93 siendo pieza fundamental del equipo para que un año después, saliera al fútbol internacional haciendo una correría por varias escuadras hasta regresar al Real España diez años después.

En el 94 jugó con el Toluca de la Liga MX marcando 7 goles en 17 partidos. En el 95 con el San Luis, también de México, marcó 4 goles en 11 juegos. Para el año 96 se fue para España a jugar en el Real Valladolid jugando 9 partidos y no consiguió gol.

Para el año 97 regresó a México, donde estuvo hasta 2001 jugando en Correcaminos, Necaxa, Celaya y Morelia, marcando en total 73 goles en el país azteca y gracias a esa importante actuación su fama lo llevó a Italia para jugar en el Udinese y en 2003 en el Napoli. Europa de nuevo no fue su mejor lugar para brillar consiguiendo tan sólo un gol y por eso, en 2003 regresó a donde mejor se sentía y donde más lo querían y cuidaban, el Real España en Honduras.

Pero este trotamundo del fútbol, en esta segunda ocasión en el club de su país no duraría mucho, un solo año, pero continuaría siendo una parte importante en la rica historia de este equipo. En el Torneo Apertura, Real España, conseguiría su primer título en el Sigo XXI. En la Tabla General, la Máquina Aurinegra finalizó en la segunda posición con 35 puntos, por detrás del Olimpia. Así también, el equipo aseguró su participación en las semifinales, donde se enfrentaron al Vida de La Ceiba. El partido de ida se disputó el 4 de diciembre en el Estadio Ceibeño y la victoria fue un 3-1 favorable a los rojos del Vida. No obstante, en el partido de vuelta, disputado en el Estadio Francisco Morazán el 7 de diciembre, Real España sacaría la casta y con goles de Carlos Pavón, Luciano Emilio y Carlos Oliva vencerían por 3 goles a 0 al equipo ceibeño (Global: 4-3).

En la final, Real España se enfrentaría al Olimpia de Danilo Javier Tosello, Wilson y Milton Palacios, Maynor Figueroa y Wilmer Velásquez entre otras grandes figuras. El primer partido se disputó en el Estadio Francisco Morazán el 14 de diciembre y arrojó un empate a dos goles (anotaciones del brasileño Luciano Emilio para Real España). En la vuelta, disputada el 21 de diciembre en el Estadio Tiburcio Carías Andino, los dirigidos por el mexicano Juan de Dios Castillo irrespetaron al equipo olimpista y los derrotaron por 2-0 con una brillante noche de los brasileños Pedrinho Santana y Luciano Emilio (autores de ambas anotaciones). Así fue que la Máquina del Real España levantó su copa número 8.

En el 2004 comenzó otro trasegar internacional para Carlos Alberto; el primer semestre del año lo pasó con el Morelia de México, anotó 6 goles en 16 partidos, y el segundo semestre lo hizo en el Deportivo Cali de Colombia, en 14 juegos hizo 3 goles.

Para el 2005 regresó a México a jugar con el Cruz Azul, estando en 13 juegos y consiguiendo 3 goles, pasando al año siguiente al Comunicaciones de Guatemala, uno de los equipos más importantes de ese país, y en donde “La Sombra Voladora” vuelve a los goles y consigue 19 tantos en 34 partidos.

A pesar de esa gran actuación en Guatemala, este legionario por excelencia un año después cambiaría de equipo y país, se vendría a la MLS para jugar con Los Ángeles Galaxy en el 2007, jugó 18 partidos y consiguió 3 goles… Lógico, sólo estaría un año en la Major League Soccer.

Para el año 2008 regresaría al equipo de sus amores y grandes triunfos, Real España, con el que en ese anotaría 11 goles en 21 partidos. Al terminar el año se iría de nuevo a México para incorporarse al Necaxa, pero regresaría un año después para ya no volverse a ir.

En el 2009 regresó a Real España, firmando un contrato por cuatro años, no respetándolo completamente ya las lesiones lo retiraron de manera anticipada del fútbol un 6 de mayo de 2012, pero dejando una marca imborrable en este equipo y en la memoria del fútbol de Honduras. En total marcó 192 goles en clubes jugando 460 partidos.

Con la selección de su país su participación fue muy extensa, Carlos Pavón llegó a participar en un par de torneos de la UNCAF, tres eliminatorias mundialistas, tres torneos de la Copa de Oro de la CONCACAF y un torneo de la Copa Kirín. Esta destacada participación con Honduras, llevó a Carlos Alberto a convertirse en el máximo anotador hondureño de todos los tiempos con 101 goles en 57 partidos, superando al legendario Roberto “Macho” Figueroa.

Se retiró de la misma selección, después del Mundial de Sudáfrica 2010. En los torneos regionales del área centroamericana; Pavón participó con la Selección hondureña en dos oportunidades.

Según la Federación de Historia y Estadística en el Fútbol, Pavón Plummer en 2010 fue elegido como el futbolista más popular en el mundo y también en ese año, anotó el gol más bonito en las eliminatorias. (Cortesía Don Balón)

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras