Connect with us

Deporte Nacional

Fabio de Souza regresó a Honduras y trajo “buenas noticias” de Brasil

Luego de permanecer un mes en su natal Brasil el defensor del Club Deportivo Olimpia, Fabio de Souza, regresó a Honduras con la esperanza de continuar su carrera como futbolista.

Pero, ¿qué hacía el jugador en Brasil? Simple: buscando una segunda opinión acerca de la trombosis venosa profunda que sufrió en la pierna izquierda, la cual podría acabar antes de tiempo con sus sueños de seguir haciendo lo que más le gusta.

De Souza retornó el lunes pasado a suelo catracho con la opinión por escrito de un doctor brasileño, y el lunes se entrevistará con una especialista en la materia, quien dirá si puede o no seguir jugando al fútbol profesionalmente.

Sin embargo ese es solo el primer paso para continuar jugando en Olimpia, ya que aunque reciba la autorización médica para continuar con su carrera, deberá convencer a la directiva de renovarlo pues su contrato vence en diciembre de este año.

Consultado por Diario MÁS acerca de su futuro, el defensor de 36 años se limitó a decir: “No puedo hablar sin autorización del club, soy muy respetuoso de las normas y debo acatarlas, hablaré al respecto cuando ellos me lo indiquen y después de ver al especialista el próximo lunes”.

Ante la insistencia del reportero de MÁS para obtener más datos sobre su salud, Fabio de Souza respondió: “para mí son buenas noticias las que traigo de Brasil, espero todo salga bien”.

Fabio de Souza arribó a Honduras en 2005 para enrolarse en Victoria. Luego pasó a Olimpia donde ganó 10 títulos, convirtiéndose así en uno de los mejores defensores extranjeros de la historia del fútbol hondureño.

Su carrera se vio interrumpida en julio pasado, cuando le fue diagnosticada una  trombosis venosa profunda en la pierna izquierda a pocos días del inicio del torneo Apertura.

Todo lo que necesita saber sobre la trombosis venosa profunda

Es una afección que sucede cuando se forma un coágulo sanguíneo en una vena que se encuentra profundo de una parte del cuerpo. Afecta principalmente las venas grandes en la parte inferior de la pierna y el muslo, pero puede presentarse en otras venas profundas como las del brazo y la pelvis.

Causas

Las TVP son más comunes en los adultos de más de 60 años, pero pueden ocurrir a cualquier edad. Cuando un coágulo se desprende y se desplaza a través del torrente sanguíneo, se denomina émbolo, el cual se puede atascar en los vasos sanguíneos del cerebro, los pulmones, el corazón o en otra zona, lo que lleva a daño grave.

Los coágulos de sangre se pueden formar cuando algo disminuye o cambia el flujo de sangre en las venas. Los factores de riesgo incluyen:

Un catéter de marcapasos que se ha pasado a través de la vena en la ingle.
Reposo en cama o sentarse en 1 posición por mucho tiempo como un viaje en un avión.
Antecedentes familiares de coágulos sanguíneos.
Fracturas en la pelvis o las piernas
Haber dado a luz en los últimos 6 meses
Embarazo
Obesidad
Cirugía reciente (especialmente cirugía de la cadera, de la rodilla o pélvica en la mujer)
Producción excesiva de glóbulos rojos por parte de la médula ósea, lo que provoca que la sangre esté más espesa (policitemia vera)
Tener un catéter permanente en un vaso sanguíneo
Es más probable que la sangre se coagule en alguien que tenga ciertos problemas o trastornos, como:

Cáncer

Ciertos trastornos autoinmunitarios, como lupus
Consumo de cigarrillo
Afecciones en las cuales usted es más propenso a formar coágulos de sangre
Tomar estrógenos o pastillas anticonceptivas (este riesgo es aun más alto si fuma)
Permanecer sentado por períodos prolongados al viajar puede incrementar el riesgo de TVP y es mucho más probable cuando también están presentes 1 o más de los factores de riesgo de la lista de arriba.

Síntomas

La TVP afecta principalmente a las grandes venas en la parte inferior de la pierna y el muslo, casi siempre en 1 lado del cuerpo. El coágulo puede bloquear el flujo sanguíneo y causar:

Cambios en el color de la piel (enrojecimiento)
Dolor de pierna
Inflamación de la pierna (edema)
Piel que se siente caliente al tacto
Pruebas y exámenes
Su proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico, el cual puede revelar enrojecimiento, inflamación o sensibilidad en la pierna.

 

Expectativas (pronóstico)

La TVP a menudo desaparece sin problema, pero puede reaparecer. Algunas personas pueden presentar dolor e hinchazón prolongados en la pierna, conocido como síndrome posflebítico.

Usted también puede presentar dolor y cambios en el color de la piel. Estos síntomas pueden aparecer de inmediato o es posible que no los presente durante uno o más años después de esto. El uso de medias apretadas de compresión durante y después de la trombosis venosa profunda puede ayudar a prevenir este problema.

Los coágulos en el muslo son más propensos a desprenderse y viajar a los pulmones (embolia pulmonar) que los coágulos de sangre en la parte inferior de la pierna u otras partes del cuerpo.

Cuándo contactar a un profesional médico
Llame a su proveedor si tiene síntomas de TVP.

Acuda a la sala de emergencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si tiene TVP y presenta:

Dolor torácico
Expectoración con sangre
Dificultad respiratoria
Desmayo
Pérdida del conocimiento
Otros síntomas graves
Prevención
Para prevenir la trombosis venosa profunda:

Use las medias de descanso que el médico le recetó.
Mueva las piernas con frecuencia durante los viajes largos en avión, en automóvil y en otras situaciones en las cuales esté sentado o acostado por períodos de tiempo prolongados.
Tome los anticoagulantes que el médico le recete.
NO fume. Hable con el médico si necesita ayuda para dejar de fumar.

 

Deja tu comentario

Recomendamos - Deporte Nacional