Connect with us

Más de Honduras

Fenafuth da ‘bienvenida’ al remedo de estadio…

LA LIMA. – Eran las 9:00 de la mañana del domingo 20 de noviembre y en el estadio “Milton Flores” no parecía que se jugaría un partido decisivo para el máximo representante futbolero de la ciudad de La Lima actualmente, el Atlético Limeño a las 10:30 recibiría al Olancho FC.

El portón por el que se ingresa al estacionamiento fue cerrado porque era “una laguna” el parqueo, y los vehículos peligraban dañarse si entraban a ese sector, mientras la lluvia había dejado la cancha como un potrero, y en la única gradería los primeros aficionados en ingresar fueron los visitantes, con una bandera que lleva los colores alusivos a “los potros” y dos tambores que sonaron durante todo el partido.

Parte del interior del camerino del club visita en el estadio “Milton Flores”.

Parte del interior del camerino del club visita en el estadio “Milton Flores”.

“La barra” del equipo de casa eran los directivos del club, familiares de los futbolistas y algunos limeños que sí sienten aún la ciudad y el fútbol, pero es evidente que en esta localidad no apoyan al Atlético Limeño como deben.

La vergüenza mayor es que el estadio, que está bajo la administración de la Federación de Fútbol, está en condiciones lamentables, los aficionados que están en la única gradería deben “rebuscarse” con el mejor puesto, ya que el techo está oxidado y lleno de “agujeros”, y cuando llueve, el agua entra “a chorros”, mojando al público y hasta a los camarógrafos que ven con preocupación cómo encuentran mejor lugar para proteger el equipo de trabajo con que filman cada partido.

Allá abajo, en la cancha, llena de lodo, donde una vieja cerca enmontada que también obstruye la visibilidad separa a los jugadores de la afición, el equipo visitante se cambia ante la vista de todos, porque el camerino de la visita parece bodega, y el techo está peor que el de la gradería del estadio.

Los camarógrafos de los diferentes medios deben “rebuscarse” un buen lugar para no dañar el equipo de trabajo.

Los camarógrafos de los diferentes medios deben “rebuscarse” un buen lugar para no dañar el equipo de trabajo.

A eso hay que agregar la informalidad de los responsables de manejar al equipo de casa, que acostumbran llegar tarde al estadio y dar la alineación a minutos que inicie el juego, consultando incluso, en ese momento con algunos de los futbolistas si están “aptos” para jugar y los pueden anotar en la hoja de la alineación que llevan al camerino arbitral casi a la hora del juego… son solo algunos detalles que indudablemente deben mejorar en el Atlético Limeño y el estadio de la Fenafuth…

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras