Connect with us

Boxeo

Bukom, cantera de campeones de boxeo en Ghana

Parkins Takyi-Aidoo, un joven de Ghana de 13 años, salta con agilidad delante del saco de entrenamiento mientras lo golpea con violencia, confiando en que la fuerza de sus puños sea su pasaporte a la gloria, lejos de su humilde barrio.

Este adolescente tiene ya un plus para convertirse en profesional: se entrena en Bukom “la Meca del boxeo”, como se conoce a este barrio de pescadores en la capital, Accra.

Bukom, en la costa Atlántica, vio crecer a la práctica totalidad de los boxeadores profesionales del país, y mantiene cierto paralelismo con Iten, el vivero keniata de los mejores corredores de maratón del mundo.

Aunque en Bukom no hay grandes planicies y las construcciones son ligeras, el asfalto ha sustituido a los caminos de tierra, pero al igual que en Iten, los chicos miran con admiración los éxitos de sus mayores, y con la misma ambición por convertirse en campeones.

Parkins acude todos los días a este pequeño club al aire libre, donde entrena varias horas mientras las olas golpean la costa de Accra.

“Aquí se construyen campeones”, cuenta a la AFP a la vez que seca el sudor de su frente. “Pero hay que estar decidido a trabajar duro”.

“Es lo que yo creo. Por eso estoy aquí”, añade.

En el patio exterior de una pequeña casa que sirve de sala de entrenamiento, el entrenador pinta un círculo amarillo sobre el suelo.

Dos viejos sacos de boxeo gastados por el uso cuelgan en una esquina, y varias pesas oxidadas por el tiempo el aire del mar reposan otro rincón.

Pero es mejor no dejarse influir por las apariencias. Siete campeones del mundo de boxeo son originarios de Ghana, y casi todos ellos proceden de este barrio, en el que las antiguas mansiones coloniales semiabandonadas se entremezclan con chabolas.

El nuevo ídolo de los jóvenes de Bukom es Joshua Clottey, campeón de la IBF (Federación Internacional de Boxeo), en 2008 en el peso welter.

Pero el boxeador más legendario sigue siendo Azumah Nelson, una figura venerada en el país.

Azumah, salido de Bukom, conquistó tres títulos WBC (Consejo Mundial de Boxeo), en pluma y en superpluma, en los años 80 y 90 y es considerado uno de los más grandes púgiles africanos.

– “Llegar a ser alguien –

El pequeño club en el que entrena Parkins fue fundado por Ike Quartey, otra estrella del cuadrilátero, campeón del mundo de peso welter WBA de 1994 a 1997.

Uno de los entrenadores, Prince Owusu, de 37 años, explica el éxito del boxeo por la pobreza que sacude al barrio de pescadores de Accra. “Gracias al boxeo pueden llegar a ser alguien en el futuro”, afirma.

Por supuesto, no todos serán campeones, pero ese deporte puede ofrecerles oportunidades laborales en un país con una elevada tasa de desempleo, y en la que el coste de la educación resulta inalcanzable para muchos jóvenes.

La disciplina que requiere este deporte hace de estos jóvenes candidatos ideales pare convertirse en policías o en agentes de seguridad privada.

“Saber pelear, la autodefensa, es ya una ventaja para encontrar trabajo”, prosigue Owusu. Una virtud especialmente valorada cuando se nace en una familia de pescadores, lejos del brillo del oro y del petróleo del país.

“La mayoría de los habitantes de Bukom son analfabetos”, explica Peter Zwennes, presidente de la Asociación de Boxeo de Ghana.

“Muchos jóvenes, como no pueden ir a la escuela, sustituyen la educación por el boxeo desde edades tempranas”.

El fútbol sigue siendo el deporte más popular en Ghana, pero el gobierno actual, en plena campaña electoral, favorece al boxeo “para que entrenen los talentos con los que Ghana está bendecida”, en palabras del presidente John Dramani Mahama durante la inauguración de un complejo deportivo en Bukom hace una semanas.

Con dos gimnasios, fisioterapeutas, una inmensa sala de prensa, y un recinto al aire libre con capacidad para 4.000 personas, el complejo dará vida al barrio y promoverá un deporte que practican los más desfavorecidos. (AFP)

Deja tu comentario

Recomendamos - Boxeo