Connect with us

Fútbol Internacional

Jornada negra para el Inter y para su capitán Mauro Icardi

El Inter de Milán y su capitán Mauro Icardi vivieron una jornada negra: el club lombardo perdió ante el Cagliari (2-1) y se aleja de la cabeza de la tabla, y el delantero argentino fue recibido con abucheos e insultos por sus propios aficionados.

Pese a que a sus 23 años ya ha marcado 58 goles en 115 partidos con el Inter, los tifosi de la Curva Norte recibieron a Icardi con pitos y pancartas ofensivas, disconformes con un capítulo de la biografía del jugador que acaba de publicar.

Para colmo, el argentino falló un penal en el minuto 28, con el marcador empatado a cero goles. “Seguramente que Icardi tenía todo eso en la cabeza en el momento del penal”, declaró el técnico holandés del Inter Frank de Boer sobre lo ocurrido.

“Tendremos que hablar mañana (lunes) con tranquilidad (…) Habrá que encontrar una solución, no es bueno para nuestro club”, añadió.

Pese a este clima enrarecido, el Inter se adelantó en el marcador con un tanto del portugués Joao Mario al inicio del segundo tiempo (55), en una jugada iniciada por él mismo y que acabó aprovechando un rechace en el interior del área pequeña.

Sin embargo, el Cagliari (7º) remontó con los tantos de Federico Melchorri (71), en un remate en el interior del área, y del meta esloveno Samir Handanovic en contra (85) en un doble error, primero fallando al salir en un córner y después introduciendo en la red un centro lateral de un jugador rival.

– Pancartas ofensivas –
El centro de las críticas, no obstante, fue Icardi, cuya relación con los tifosi interistas está deteriorada desde hace tiempo.

“100 goles y 100 trofeos no borrarán el hecho de que seas un mierda”; “Utilizas a un niño para justificarte y echarnos mierda a la cara. No eres un hombre, no eres un capitán, eres una pobre mierda”; “Te inventas tonterías para vender más, sucio mercenario”, rezaban algunas de las pancartas exhibidas por los ultras antes del partido de la 8ª jornada contra el Cagliari.

En el libro, Icardi ofrece su versión del enfrentamiento que hubo entre jugadores y tifosi interistas tras una derrota contra el Sassuolo en febrero de 2015.

Icardi reprocha especialmente a un líder “ultra” que quitase de las manos a un niño una camiseta que el delantero acababa de lanzar hacia la grada y que se la devolviese gritándole “bastardo”, tras el enfado de los seguidores interistas por la derrota.

Icardi añade en el libro que después habló con los dirigentes del Inter, inquietos por posibles problemas con los aficionados, para decirles que estaba dispuesto a “traer a un centenar de sicarios argentinos” para defenderse.

El viernes, los “ultras” publicaron un comunicado muy duro contra el jugador en el que desmintieron la versión del argentino: “Para nosotros Icardi es historia, Quítate el brazalete, especie de payaso”, reclamaron.

– Habrá consecuencias –
Horas antes del partido, Icardi publicó un comunicado a través de las redes sociales en el que se mostró “sorprendido” y “decepcionado” por el revuelo organizado por unos hechos en los que admite haber actuado de manera “inoportuna” fruto de un “calentón” por la tensión y en el que clama su “amor” por el Inter.

Hasta el vicepresidente del club, el exjugador argentino Javier Zanetti, tuvo que entrar a valorar la situación y, a priori, ponerse de parte de los hinchas: “Habrá consecuencias. Para nosotros los aficionados son lo más importante y hay que hacer todo lo posible para respetarlos”.

“¿Retirarle el brazalete? Hablaremos después del partido (…) Actualmente hay que tener cuidado con lo que se escribe, tenemos que proteger los valores históricos del club”.

En este clima, el Inter suma un punto de los nueve últimos posibles y cae a la 11ª posición, con 11 puntos, a 10 ya del líder Juventus, que el sábado derrotó al Udinese por 2-1 con dos goles de su estrella argentina Paulo Dybala.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional