Secciones: Más Deportes

Los enanos por lo alto en los Paralímpicos de Rio-2016

Río de Janeiro, Brasil | AFP | Los enanos que compiten en los Paralímpicos de Rio-2016 están ocupando el gran escenario que dicen merecer.

Las competidoras en natación de 400m esta semana citaron al éxito de Tyrion Lannister, el enano anti-héroe de la serie de TV “Game of Thrones”, como un importante logro para revertir siglos de mofas e ignorancia.

Ads

Y en Rio de Janeiro -desde la piscina hasta las pistas de atletismo- llevan la lucha por el respeto a nuevos niveles.

“La gente empieza a darse cuenta que somos mucho más capaces, sabes, que somos más grandes de lo que la mayoría de la gente percibe debido a nuestra altura”, dijo a la AFP la nadadora estadounidense Reilly Boyt, de 20 años.

Ads

Boyt, que tiene un arete en la nariz y luce pequeños pendientes con forma de estrella en sus orejas, recuerda una cantidad mucho menor de competidores enanos en los Paralímpicos de Londres-2012 y a “casi ninguno” en los Campeonatos Mundiales de 2013.

“Es impresionante”, dijo en los Juegos de Rio, “porque compites con personas iguales a ti”.

En los cubos de salida, el diminuto tamaño de las mujeres es sorprendente. Una vez que se zambullen, no obstante, el efecto del agua con las brazadas y patadas hace que parezcan diferentes: mucho más grandes.

“Como gigantes”, dice Byot con satisfacción.

– Efecto “Game of Thrones” –

El Comité Paralímpico Internacional (CPI) no pudo proporcionar cifras sobre la cantidad de enanos que compiten en Rio, pero el portavoz Craig Spence dijo que Juego a Juego “vemos un número creciente”.

Los enanos pueden competir en seis deportes Paralímpicos: atletismo, ecuestre, levantamiento de pesas, natación, tenis de mesa y tenis en silla de ruedas.

Sophia Herzog, de 19 años, otra nadadora estadounidense, dijo que ha sido emocionante competir “con un montón de enanos” en Rio, incluyendo a la británica Eleanor Simmonds, que ganó la medalla dorada en los 200m combinados, sumando una nueva presea a su botín de cuatro oros logrados en los Juegos de Pekin y Londres.

“Esperemos que sea inspirador para muchos otros enanos”, dijo Herzog. “Podemos tener educación universitaria. Podemos tener una maestría. Competimos en los Paralímpicos. Obtenemos récords mundiales. Podemos conseguir trabajo, un trabajo normal, ser un director ejecutivo; no somos diferentes”, afirmó.

La gran popularidad de la serie “Game of Thrones” y su personaje Thiryon Lannister, encarnado por el premiado Peter Dinklage, que rompe con los clichés, ha producido un cambio.

“Fantástico”, dijo Boyt.

“Es maravilloso”, indicó por su parte la nadadora enana española Judit Rolo Marichal, “porque el tipo que hace el personaje es increíble. No tiene nada que ver con que él sea pequeño”.

– Excluidos –

Pero aún queda un largo camino por recorrer.

Rolo, de 25 años y quien trabaja como veterinaria en España, dice que los enanos son relativamente ignorados dentro del mundo paralímpico, donde la atención se centra fundamentalmente en los amputados y en aquellos confinados a sillas de ruedas debido a accidentes o enfermedades.

Y en toda la sociedad, abundan la falta de empatía y los crueles prejuicios.

Los supermercados y los lugares de trabajo, por ejemplo, nada hacen para ayudar a que los enanos alcancen las estanterías, dijo Rolo, quien recuerda “desagradables” incidentes en que sus maestros de escuela la excluían de actividades, así como miradas incómodas en las calles.

“A veces los niños le preguntarán a sus padres: ‘¿por qué es ella tan pequeña?’, y el padre responderá: ‘está enferma, no la mires’,” dice la nadadora española, quien tiene tatuada una mariposa en su hombro izquierdo.

“¡Pero no estoy enferma! Los padres deberían explicar que soy pequeña porque así nací, como algunos nacen gordos o flacos”.

Gary Arnold, de Access Living, una organización estadounidense que apoya a los discapacitados, señaló a la AFP a través de un correo electrónico que “el público es mucho más consciente de las preocupaciones y derechos de las personas con enanismo”.

No obstante, Danielle Kisser, una nadadora paralímpica canadiense que integra un grupo llamado “Little People” (Gente Pequeña) de Columbia Británica, consideró que el éxito de unos pocos paralímpicos y actores como Dinklage no aporta demasiado.

“A nivel general, ha habido muy poquitos cambios”, dijo a la AFP en una entrevista por correo electrónico.

“Eso es grandioso para la persona que está haciendo la diferencia en su campo, pero uno de cada 100.000 no significa que esté cambiando la percepción hacia el enanismo”, consideró.

“Un auténtico avance, para mí, sería que yo pudiera ingresar a un lugar de trabajo, una entrevista, a cualquier lugar, y que mi altura no fuera la primer cosa que juzgan”.

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies.