Connect with us

Más de Honduras

Portugal tras sus triunfo ante Argentina y Honduras es favorita al oro en Río

Portugal llegó a los Juegos Olímpicos de Río con una selección de remiendos, fruto de las intransigencia de los clubes a ceder a los mejores jóvenes lusos, pero las victorias ante Argentina y Honduras han disipado dudas y han colocado a los portugueses en la parrilla de los favoritos.

“Ha sido surrealista realizar esta convocatoria. No ha sido la situación ideal (…) Teniendo en cuenta los ‘no’ que nos dieron algunos clubes de algunos jugadores, de los 35 preseleccionados, solo logré 11”, se lamentaba el pasado julio el seleccionador olímpico Jorge.

Para completar el lote, el seleccionador, antigua gloria del Oporto y el Sporting, llegó a pedir autorización a la FIFA para poder escoger siete jugadores más fuera de esos 35 preconvocados.

Sin jóvenes campeones de Europa con Portugal como Renato Sanches (Bayern de Múnich), Joao Mário (Sporting), Raphael Guerreiro (Borussia Dortmund), André Gomes (Barcelona) o Rafa Silva (Braga), Jorge se buscó la vida para formar un grupo que pudiese competir con rivales de la calidad de Argentina, su primer rival, o del fulgor físico de Honduras, el segundo contrincante.

Con futbolistas sin pedigrí internacional y normalmente suplentes en sus clubes, la Portugal olímpica debía además lidiar con el exigente listón de la hinchada portuguesa, que acabó de conmemorar una histórica Eurocopa ganada en Francia.

Los olímpicos lusos ganaron el 4 de agosto con claridad a Argentina (2-0), a pesar de haber sufrido en el primer tiempo, y remontaron anoche a Honduras el gol de Alberth Elis en el primer minuto, a la que venció con justicia por 2-1.

Les falta cerrar el grupo ante Argelia, pero ya está clasificada para los cuartos de final de un torneo olímpico que nunca ganó.

El centrocampista Bruno Fernandes, de 21 años, ha sido el faro del conjunto de Rui Jorge. El medio del Udinese italiano formado en el Boavista se trata del futbolista más cotizado del plantel (6,5 millones de euros, según la web ‘Transfermarket’).

Junto a Fernandes, la rapidez del defensa luso-guineano Edgar Lé (canterano del Barcelona que milita en el filial del Villarreal), la buena colocación del central Tobías Figueiredo (cedido por el Sporting luso al Nacional) y el golpeo de Sergio Oliveira (Oporto) han aportado fiabilidad a la selección.

Y los dos goles del robusto delantero Gonçalo Paciencia (uno ante Argentina y otro a Honduras) han sido el tercer vértice que completó el triángulo defensa-medio-ataque.

Paciencia, jugador del Oporto e hijo del legendario goleador Domingos Paciencia, ha convertido en oro casi todo lo que ha tocado mientras el portero Bruno Varela (cedido al Valladolid en la 2015-2016) ha cumplido.

Como fondo de armario, Jorge cuenta con el pequeño medio André Martins, que está sin club después de acabar su contrato con el Sporting, y el veloz Salvador Agra (Nacional de Madeira). Los dos, junto a Sérgio Oliveira, son los tres mayores de 23 años.

“Creo que todos aquí sabemos que estamos haciendo cosas muy importantes. Nuestro punto fuerte es el hacer grupo, la unión”, destacó el cerebro Bruno Fernandes al término de la victoria ante Honduras.

La unión, el hacer grupo fue el lema de la selección lusa mayor, la misma que se proclamó campeona de la Eurocopa el pasado 10 de julio. EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras