Connect with us

Deporte Nacional

Baloncesto de Honduras más solidario que nunca

Por Geovanni Gómez

El baloncesto es unidad, pasión y un deporte en donde la amistad prevalece todo el tiempo y esto quedó evidenciado el anterior fin de semana cuando cinco generaciones del deporte de las cestas se reunieron en la casa del mítico ex entrenador Víctor “Maldito” Fúnez, quien recibió a dos queridos ex colegas, también legendarios, Gustavo “Mantequilla” Salgado y Mauro Fúnez, en un reencuentro inolvidable que quedó para el recuerdo en la historia del deporte hondureño.

Además a la cita se hicieron presentes distinguidos ex baquetbolistas como los esposos, María del Carmen Coello y Julio César Rivera Lanza, Juan Francisco Reyes y el seleccionado nacional Alvin Cacho, hijo de la ex figura de las cestas, Omar Cacho Gil.

Este reencuentro fue planificado por recordados amantes al baloncesto, como Lizeth Azize y Claudia Sauceda, actuales quijotes de la Liga Master de Baloncesto “Gustavo Salgado”, quienes reconocen el trabajo realizado por la vieja guardia de entrenadores encabezados por “Mantequilla” Salgado y “Maldito” Fúnez, por esto desean que todos aquellos que fueron de una u otra forma educados en el deporte de las cestas por estos personajes, hoy se unan y colaboren con ellos, ya que por cosas de la vida, tienen algunas necesidades personales.

En dicho reencuentro se revivieron anécdotas y vivencias que se vinieron a la mente al observar viejas fotografías del archivo del “Maldito”, quien con nostalgia hablaba de cada una de ellas y de lo que ha representado el baloncesto para él y todos los presentes en su casa.

VICTOR14

A pesar de la diabetes, Víctor “Maldito” Fúnez no pierde su alegría al recibir a sus amigos.

VÍCTOR FÚNEZ Y SU CRUZ CON LA DIÁBETES
La historia de “Maldito” Fúnez es conmovedora porque después de ser una persona muy activa que disfrutaba de los refrescos de cola y caminaba con normalidad por las canchas y gimnasios de baloncesto, fue diagnosticado con la enfermedad del pie diabético, justamente en el 2010, perdiendo cada uno de sus dedos de una pierna hasta quedar sin ella.Luego, sufrió la misma experiencia en la otra extremidad, quedando sin poder movilizarse.

Recibe su pago jubilación, pero la misma es absorbida casi en su totalidad para cubrir los gastos de medicamentos, incluso el salario que devenga su esposa no son suficientes para cualquier emergencia médica, por lo que apelan a la ayuda de los ex pupilos. “Quisiera ahora que no tengo mis piernas que me ayudaran a conseguir una pierna artificial para poder caminar, ya cuento con una con la que me movilizaba cuando solo me habían cortado una pierna, a pesar de esto yo me divierto en casa, no pierdo la alegría de la vida, mi familia me atiende, aunque extraño andar en la calle como antes”, dijo visiblemente triste.

Pero a pesar de su complicado estado de salud, no pierde su jovialidad y denotó alegría al recibir en su casa a distinguidos ex alumnos, quienes demostraron su lealtad como amigo y ex mentor: “ojalá que en una próxima reunión puedan venir más personas a mi casa, que está a las órdenes, me siento realmente emocionado porque no me han olvidado, es complicado vivir con esta enfermedad a causa de ingerir tanto refrescos (de cola), pero doy gracias a Dios de seguir con vida, con mis amigos pendientes de mi estado de salud”.

Una tarde inolvidable entre mujeres y hombres entregados al baloncesto: Lizeth Azize, Juan Francisco Reyes, Mauro Fúnez, Víctor “Maldito” Fúnez, Gustavo “Mantequilla” Salgado, Alvin Cacho, Claudia Sauceda, Julio Rivera Lanza y María del Carmen Coello.

Una tarde inolvidable entre mujeres y hombres entregados al baloncesto: Lizeth Azize, Juan Francisco Reyes, Mauro Fúnez, Víctor “Maldito” Fúnez, Gustavo “Mantequilla” Salgado, Alvin Cacho, Claudia Sauceda, Julio Rivera Lanza y María del Carmen Coello.

“MANTEQUILLA” SIN JUBILACIÓN
Una de las grandes injusticias de la vida es lo que vivió el mítico entrenador de baloncesto, y compañero de lucha de Víctor Fúnez, Gustavo “Mantequilla” Salgado, quien después de más de 30 años de servicio en la Dirección de Educación Física y Deportes lo dejaron sin jubilación y protección para su futuro.

“Ojalá me puedan ayudar a recuperar mis prestaciones, lo importante es que se haga justicia, le he dedicado mi vida a la enseñanza del baloncesto, y lo hice con gusto, máxime que he conocido muy buenos amigos, la prueba de ello es este bonito convivio con Víctor, Mauro y todos los muchachos que nos alegraron la tarde”.

Y es que una vida dedicada al baloncesto no puede ser vista de mala manera, es el momento que personas allegadas al ministerio de Educación y que fueron sus alumnos den un paso al frente para ayudar a hacer justicia con este maestro de ocho décadas entregadas al deporte de las cestas.

“Yo sueño con que el baloncesto levante nuevamente su nivel, y es en la niñez que podemos mejorar el deporte, los gimnasios son necesarios, pero más los instructores de niños, allí está el verdadero futuro de nuestro deporte”.

DE INTERÉS

GUSTAVO SALGADO:

Cuenta de Banco Atlántida, número 001201036405

VÍCTOR FÚNEZ:

Cuenta de Banco Atlántida, número 1201758313

**************************************************

 

A LOS DOS MAESTROS CON CARIÑO

MARÍA DEL CARMEN COELLO:  “TODOS DEBEMOS SER SOLIDARIOS” 

 

En la medida que todos podamos, debemos ser solidarios, estas personas nos dieron mucho como entrenadores y consejeros, ahora hay que retribuirlos en este momento de necesidad. Ojalá que esto que hoy iniciamos sea productivo y de éxito para ayudar a grandes baluartes de nuestro baloncesto que en el pasado nos forjaron como atletas.

 

“VAMOS A APOYARLOS”: JULIO RIVERA LANZA

Es un buen momento para sumarnos a la causa, ambos han dado mucho por el baloncesto y es la oportunidad de retribuir en parte, ya que pasan momentos difíciles, es aquí donde debe aflorar la solidaridad de los ex basquetbolistas”.

 

“APOYO A MIS HERMANOS DEL BALONCESTO”: MAURO FÚNEZ

 Son mis grandes amigos, y sé lo que hicieron por el baloncesto de Honduras, compartimos en selecciones y equipos, por lo que es más que justo encabezar una campaña de ayuda para ambos. Yo trato de hacerlo desde Estados Unidos, donde vivo desde hace algunos años, porque son mis hermanos.

 

“SE MERECEN UN QUIJOTE DEL DEPORTE”: JUAN FRANCISCO REYES

Hay muchos sentimientos encontrados, ver al viejo Víctor así de enfermo me da tristeza, me hace recordar los viejos años en el gimnasio, igual pasa con el profesor Salgado, ello merecen nuestra ayuda por lo que hicieron por este querido deporte. Se debe ayudarles en vida y una de las cosas que los honraría mucho es que este año la Condepah les entregue a ambos el premio al Quijote del deporte.

“ES UN HONOR SUMARSE A LA CAUSA”: ALVIN CACHO

No tuve el honor de ser dirigido por ninguno, pero mi padre me ha contado lo que ellos representan para el baloncesto de Honduras, hay que darles la mano y reconocer ahora todo lo que han hecho durante su vida.

 

Deja tu comentario

Recomendamos - Deporte Nacional