Connect with us

Boxeo

Boxeadoras afganas: Sólo desde la fortaleza se puede combatir el miedo

Las hermanas boxeadoras afganas Sadaf y Shabnam Rahimi, protagonistas del documental “Boxing for Freedom”, han afirmado en Badajoz que solo desde la fortaleza se puede combatir el miedo.

“Hay que ser muy fuerte para que el miedo no se haga contigo”, han coincidido en asegurar ambas deportistas, que en rueda de prensa, y con motivo de su presencia en el Festival Ibérico de Cine, han relatado las dificultades a las que se enfrentan las mujeres afganas cuando deciden hacer cosas tan sencillas como practicar un deporte.

En su primera visita a España, las dos jóvenes afganas participan como conferenciantes del documental que las dio a conocer en todo el mundo, un trabajo realizado por una productora extremeña y que logró numerosos premios en festivales del séptimo arte.

La historia de las hermanas Rahimi está marcada por la llegada de los talibanes al poder, lo que les obligó de muy niñas a trasladarse a Irán, país del que regresaron a Afganistán con nueve años.

Sin embargo, su estancia en Irán les permitió practicar deporte, “algo que marcó” sus vidas y que posteriormente siguieron haciendo en su Afganistán natal, donde optaron por dedicarse al boxeo.

Las jóvenes pueden contar hoy su historia en Extremadura porque nadie en Afganistán, salvo su familia, sabe que están en Europa, pues en caso contrario probablemente no podrían haber hecho este viaje.

Las hermanas Sadaf y Shabnam han agradecido a los directores del documental, Juan Antonio Moreno y Silvia Venegas, que hayan podido contar al mundo su historia de “superación”.

Una historia donde a la dureza de los entrenamientos se une la impuesta por las autoridades de un país que, entre otras trabas, revocaron la invitación internacional para que Sadaf estuviera en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Shabnam, quien ha bromeando al asegurar que ha estado practicando durante cuatro días para pronunciar bien “Badajoz”, ha lamentado la “difícil” situación a la que se enfrenta diariamente la mujer en su país, donde ella trabaja como profesora.

Por su parte, Sadaf ha agradecido a Moreno y Venegas que decidiesen viajar hasta Afganistán para narrar este historia de superación.

La joven ha relatado como su entrenador tuvo que dejar el país, refugiándose en Estados Unidos, debido a la presión que ejercen los talibanes, quienes, según ha apuntado, amenazan a todo aquel deportista que pretenda acudir a Río.

Entrenar en Afganistán “es así un milagro permanente”, como demuestra el hecho de que la semana pasada vivieran un atentado junto a las instalaciones donde practican el boxeo, las cuales quedaron completamente derruidas. EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Boxeo