Connect with us

Más de Honduras

Sebastián Portigliatti: ser portero es un puesto ‘jodido’

Tras despedirse de sus compañeros, de realizar el único entreno y quizá el ultimo vistiendo lo colores del Motagua, el guardameta Sebastián Portigliati, con cierta nostalgia reconoció sus errores, aunque quiso aclarar a la afición que el puesto de guardameta es uno de los más “jodidos” que existen en el fútbol.

Portigliatti le dijo adiós a sus compañeros el lunes anterior en la Villa Olímpica, hoy por hoy con destino incierto y aunque con varias ofertas para involucrarse en cualquier otro club de la Liga Nacional, reconoce lo doloroso que son las despedidas y al mismo tiempo acepta que se va con una cuenta pendiente, por el simple hecho de no haber alcanzado el título liguero en el certamen anterior.

Y es que luego de enfundarse por última ocasión los colores del equipo capitalino, el portero argentino de 31 años decidió confiarle a los medios de comunicación algunas situaciones, que a su juicio fueron determinantes para abandonar prematuramente una institución con la que aún lo ligaba un contrato de seis meses.

¿Cómo se marcha y en qué condiciones del Motagua?

No puedo negar que me voy con cierta nostalgia, ver a mis compañeros iniciar una nueva pretemporada es duro, pero bueno son cosas del fútbol, me voy súper agradecido con la directiva, con Diego Vázquez y los compañeros, me brindaron una linda oportunidad, me despedí de ellos agradecido por la enseñanza que recibí.

¿El contrato que lo ligaba por seis meses quedó sin valor ni efecto?

Sí, llegamos a un acuerdo con la junta directiva, aún me ligaban seis meses con la institución pero no pasa nada, hubo predisposición de parte de la dirigencia, dialogamos y logramos un acuerdo, quiero agradecerles públicamente por la oportunidad que me dieron durante estos dos años.

¿Se va con la “espinita” de no haber resultado campeón en el anterior certamen?

Sí, eso ya es una cuenta pendiente que me va quedar, hoy es una despedida, ojalá el día de mañana el tiempo me dé una revancha, no voy resentido, al contrario voy satisfecho y agradecido, porque si no fuera por Motagua yo no sería nadie aquí en Honduras, he aprendido como persona y como jugador.

¿Qué extrañará de Motagua?

Casi todo, la gente, la afición, por el respeto que me brindaron, los entrenos, el día a día, el vestuario, los viajes, la gente de la sede, y un montón de personas que uno no quiere olvidar, es un poco difícil, pero el fútbol te presenta todas estos elementos y hay que aceptarlos.

¿Qué considera que dejó de hacer en el club?

A mí me pueden reprochar que me he “comido” goles, pero es un puesto “jodido” no soy perfecto, no he sido el mejor del mundo, he tenido mis errores, pero hice cosas buenas en estos dos años y medio, me entregué al máximo, recibí varios golpes en mi cabeza el año pasado, sin embargo di lo mejor, la gente se identificó conmigo porque sentí la camisa del club, ahora me voy tranquilo por lo que yo les ofrecí.

¿Es un hecho que su próximo destino es el Juticalpa?

Existe la posibilidad, en eso estamos, platicando y viendo la posibilidad de seguir ligado aquí en Honduras, la directiva del club olanchano me habló y yo les pedí tiempo, por los momentos quiero estar tranquilo, analizar ofertas, estoy preocupado por mi futuro pero siempre con mucha tranquilidad.

¿Está desesperado por encontrar un equipo aquí en el país?

Tengo que encontrar equipo, esa es mi realidad, hay tiempo, pero tampoco me puedo confiar, la oportunidad del portero es más complicada y más siendo extranjero, no son tantas las puertas que se abren y si se abren hay que analizarlas, ya que no todas son convenientes.

¿Cuánto tiempo esperará, cuándo lo veremos con nuevos colores?

El tiempo se acorta, no quiero dejar pasar los meses, además la pretemporada ya empezó, ya veré cuando es posible, porque mi deseo es seguir participando aquí en el fútbol hondureño.

¿Tanto amor le tiene al país?

Claro que sí, uno se acostumbra al calor de la gente, sería lindo seguir aquí, no lo descarto, pero no me quiero apresurar, ya veré dónde me guiará el destino, si se da una nueva oportunidad bienvenida sea.

¿Sigue en pie lo de la nacionalización hondureña?

Me toca asesorarme más sobre ese tema, tengo dos años de residencia legal y partir de los dos años, ya se puede tramitar la nacionalidad, eso sería un condimento importante para mi futuro, si quisiera continuar mi carrera como futbolista acá.

¿Su deseo es seguirse mostrando ante la afición catracha?

Sí eso me encantaría, uno como futbolista siempre busca revancha, hay posibilidad grande, ojalá todo salga bien.

¿Cómo pasa estos días sin la presión de levantarse a entrenar?

Es complicado porque uno como profesional siempre quiere mantenerse activo, pero no me desespero, estoy con mi esposa, ella me brinda el apoyo que necesito, estos días los hemos dedicado a solventar asuntos personales.

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras