Connect with us

Fútbol Internacional

Siguen los incidentes violentos que empañan la Eurocopa de Francia

El centro de Marsella y su emblemático Vieux-Port (Puerto Viejo) fueron escenario de nuevos disturbios violentos, con varias decenas de aficionados de fútbol arrojando objetos contra las fuerzas del orden, que respondieron con gases lacrimógenos, constataron unos periodistas de la AFP.

Los incidentes duraron una decena de minutos, en una de las orillas del Vieux-Port, en la que se encuentran varios pubs británicos. Varios aficionados fueron detenidos y los comerciantes del lugar recibieron la instrucción de cerrar sus puertas y recoger sus terrazas.

El sábado se disputa en Marsella el Inglaterra-Rusia, de la primera jornada del Grupo B de la Eurocopa de fútbol, considerado como partido de “alto riesgo” por las autoridades, debido a problemas en el pasado con los ‘hooligans’ de ambas selecciones.

Los policías “separaron a grupos de ingleses y de rusos”, declaró a la AFP el prefecto de policía, Laurent Nuñez, subrayando que no hubo ningún incidente de gravedad.

La mayoría de los aficionados estaban ebrios y sin camiseta, mientras que en el suelo se amontonaban latas y trozos de cristal de vasos y botellas.

En la noche del jueves ya se habían producido incidentes violentos, con un grupo de 250 aficionados británicos lanzando latas y otros objetos a la policía.

Esos primeros incidentes se saldaron con siete heridos leves -tres aficionados, dos policías municipales y dos miembros de la policía nacional-.

Un francés de 30 años fue detenido en la noche del jueves como sospechoso de haber robado una camiseta de la selección de Inglaterra. Será objeto de un juicio rápido el sábado.

Otra persona había sido detenida esa noche, un británico de 24 años que quedó poco después en libertad sin cargos.
“Estamos realmente decepcionados por estas escenas de desorden en Marsella ayer por la noche y condenamos esos comportamientos”, lamentó la Federación Inglesa (FA) este viernes en un comunicado.

– Las huelgas –
La CGT, principal central sindical francesa a la cabeza de la actual ola de huelgas, negó cualquier intención de perturbar el acceso del público al Estadio de Francia, donde este viernes por la noche se inaugurará la Eurocopa de fútbol.

“No hay ninguna consigna de perturbar los actos ni los partidos”, dijo el secretario general de la CGT, Philippe Martinez. Al contrario, la intención es que “todos los fans pudan acceder al Estadio”, aseguró en una entrevista con el diario Le Parisien.

El presidente de la compañía francesa de ferrocarriles (SNCF), Guillaume Pepy, aseguró que los miles de espectadores del partido inaugural Francia-Rumanía tienen garantizada la llegada al estadio, situado en Saint-Denis, al norte de París. AFP

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional