Connect with us

Más de Honduras

Con Olimpia… paraguayo riera hizo su ‘Aztecazo’

A lo largo de la historia en Honduras hay futbolistas que llegan al país y marcan hitos importantes, uno de ellos fue el paraguayo Emiliano Ramón Fernández Riera, quien con un gol inolvidable en el estadio Azteca colaboró para que el Olimpia levantara su segunda de Concacaf en 1988.

Fernández Riera no olvida ese momento ni tampoco su gran cariño a Honduras, aquí encontró el amor de su vida y sus hijos. Aunque ha vivido momentos dolorosos como la pérdida de su esposa y su hijo varón, ambos en tierra catracha, mientras su hija mayor Beatriz estudia psicología en Choluteca y la menor, Adriana vive con él y su madre en Paraguay.

¿A qué se dedica?
Trabajo en la Honorable Cámara de Senadores del Paraguay; no seguí la carrera de técnico porque no se me dio la ocasión, por tener otras actividades.

Su vida familiar
El fallecimiento de mi esposa, Solange Mendoza en Honduras fue un duro golpe para mi familia, tuvimos 3 hijos, 2 nenas y un varón, Beatriz, Adriana y Fernando, pero después tuve otro lamentable hecho hace 2 años en Choluteca, mi hijo murió a causa de la delincuencia, víctima de un asalto. Otro duro golpe que me obligó ir de inmediato a Honduras y lamentablemente a darle cristiana sepultura, está con su madre en el cementerio de Choluteca, por esa razón cada año viajo a Honduras.

Su alegría son sus hijas, en la gráfica con Adriana con quien vive en su natal Paraguay.

Su alegría son sus hijas, en la gráfica con Adriana con quien vive en su natal Paraguay.

¿Cómo llegó al fútbol hondureño?
Venía de jugar del Luis Ángel Firpo de El Salvador, el dirigente de Olimpia, Kilvet Bertrand me contrató. Ese año ganamos el campeonato de Concacaf. Llegué en 1988 y la gente me recibió de lo mejor, hice lo que pude, pero creo que tenía para dar más, si el técnico me hubiese apoyado sin condicionamientos.

¿Su mejor recuerdo en el Olimpia?
Ser parte del equipo que ganó la liga de campeones de Concacaf, sin duda mi mejor momento el gol en el Azteca, cómo olvidad ese ‘Aztecazo’ cuando ganamos 2×1 al Cruz Azul, por ende el más importante que hice con Olimpia.

¿A quiénes no olvida?
Cómo olvidar a Eugenio Dolmo Flores, Antonio “Flaco” Hernández y Belarmino Rivera, un ejemplo de persona, en general me llevé con todos.

¿Por qué salió del león?
No estaba en planes del profesor Tano Malinowski, el técnico del club, de ahí me vine al Guaraní de mi país, para luego regresar a Honduras, al Motagua.

Ha vivido momentos complicados al perder a su esposa e hijo.

Ha vivido momentos complicados al perder a su esposa e hijo.

¿Cómo se sintió al irse al archirrival?
Me llevó al Motagua el “Zorro” Padilla, jugué allí porque como profesional debía seguir donde me dieran trabajo, aunque ahí no me fue bien como en Olimpia, pero si recuerdo con cariño a los dirigentes como Jorge “Cocoy” Abudoj y la familia Atala, grandes dirigentes y excelentes personas, al igual que Kilvet Bertrand del Olimpia.

¿Y su paso por el Atlético Indio?
Tengo buenos recuerdos, jugar en un equipo que respetó los contratos, los Kafati eran grandes dirigentes y tuvimos un equipo de jugadores excelentes, terminé allí y me fui al Metapán de El Salvador. No terminé bien con el equipo porque me lesioné contra el Vida, me rompí la clavícula en los últimos partidos.

¿De la actualidad de fútbol hondureño?
Siempre sigo el fútbol de Honduras, tengo muchos amigos olimpistas y parte de mi corazón sigue en ese hermoso país que me dio la oportunidad de trabajar y de formar mi familia. De corazón quiero que Honduras esté en el mundial al igual que Paraguay. Mi pensamiento es que unidos todos y apoyando en las buenas y en las malas el pueblo de Honduras puede lograr ese sueño para su selección.

Por: Geovanni Gómez
MÁS

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras