Connect with us

Béisbol

Promociones beisboleras

Por: Jacobo Goldstein

No cabe la menor duda que las promociones deportivas jalan gente a los estadios y quizás el béisbol ha sido el deporte que más ha aprovechado ese tipo de mercadeo para aumentar el número de personas que asiste a los partidos en las ligas menores y en las Grandes Ligas.

Cuando Bill Veek era el dueño de los Carmelitas de San Luis, se le ocurrió la idea de que un enano fuera a batear en un partido de las grandes ligas, así que contrato a Eddie Gaedel, que media apenas 43 pulgadas de alto, (un metro y cuatro pulgadas), le puso un uniforme del equipo y lo envió a batear el 19 de agosto de 1951. Para nadie fue sorpresa que el lanzador no pudo con el tamaño de su rival y terminó concediéndole una base por bolas. Apenas logro ese objetivo, Veek lo sustituyó por un corredor emergente y lo sacó del partido. Fue la única vez que Gaedel jugó, pero el estadio casi se llenó ese día de fanáticos para ver ese acto.

A lo largo del béisbol profesional han habido promociones exitosas tales como el Día de la Mujer, que ese día entraban gratis o el Día del Niño, que entraban sin pagar y los padres compraban su propio boleto a mitad de precio. También hubo día que los barbudos pagaban la mitad por entrar al estadio o días en que a los fanáticos se le regalaban gorras o camisetas con el nombre de la escuadra.

Y una de las promociones más comentadas fue cuando en el equipo de los Atléticos de Oakland, tuvo la idea de que Bert Campaneris, de origen cubano, jugara ocupando las nueve posiciones en un mismo partido. Fue el 8 de septiembre de 1965 que “Campy” ocupó los puestos de receptor, de lanzador, de primera, segunda, tercera base y el campo corto. Además jugó de jardinero derecho, jardinero central y jardinero izquierdo. Ese día casi se llenó el estadio de público que fue testigo de algo que solo se ha visto dos veces, pues hubo otro partido en que Campaneris hizo lo mismo.

Ahora hay payasos, gente disfrazada de muñecos o de animales, chicas en faldas supercortas alentando al equipo y rifas durante el juego. Todo ello buscando a como dé lugar que más público asista a ver los partidos.

Deja tu comentario

Recomendamos - Béisbol